Niña Emberá de 12 años fue asesinada con más de 30 puñaladas y abandonada en un cafetal

Fotografía de archivo de una familia indígena Embera
Fotografía de archivo de una familia indígena Embera

Consternada se encuentra la comunidad de municipio de Mistrató, en Risaralda, tras conocerse el cruel homicidio de una pequeña de tan solo 12 años de edad.

Según recogieron medios locales, la madre de la niña salió de su vivienda durante un par de minutos para llevarle al almuerzo a su esposo. La niña quedó en la finca con varios de sus hermanos.

Cuando la mujer regresó a la casa y supo que la niña ya no estaba dio aviso de inmediato a sus vecinos, quienes comenzaron la búsqueda de la menor de edad que hacía parte de la comunidad Emberá Chamí.

El cuerpo de la pequeña fue hallado abandonado en un cafetal, cerca a su casa, y presentaba más de 30 heridas producidas con arma cortopunzante.

Las autoridades detallaron que en la primera inspección al cuerpo no se encontraron signos de violencia sexual, de igual forma se cree que no se trata de un crimen por género, sino por conflictos familiares.

“Al parecer había de por medio amenazas ya que la familia de la menor vivía en una casa sin pagar arriendo”, explicó el comandante de la Policía en Risaralda, José Daniel Gualdrón.

El caso es materia de investigación.