in

¡Qué negociazo! Las petroleras ingresan 3.000 millones extra a causa de la guerra: Greenpeace

Las petroleras han logrado cada día una media de 107 millones de euros en ingresos adicionales

combustibles, petroleo, greenpeace
Un conductor llena el depósito en una estación de servicio, en una fotografía de archivo. EFE/David Arquimbau Sintes

Bruselas/Madrid, 7 abr (EFE).- Greenpeace ha cifrado en 3.000 millones de euros los ingresos «extra» obtenidos por las petroleras en la Unión Europea (UE) con los altos precios alcanzados por el diésel y la gasolina tras la invasión de Ucrania y ha pedido a la Comisión Europea (CE) que investigue posibles pactos de precios.

Las dos principales petroleras que operan en España, Repsol y Cepsa, han rehusado valorar el informe publicado por la organización ecologista. Ambas compañías no operan con Rusia y en sus estaciones de servicio aplican bonificaciones superiores a los 20 céntimos fijados por el Gobierno (de los que 5 céntimos van a cargo de las empresas) para compensar la escala de precios.

El informe, elaborado por el instituto de investigación Energy Comment, analiza los márgenes a lo largo de toda la cadena de suministro y concluye que las petroleras han ingresado unos 3.000 millones de euros extra con la venta de carburantes en la UE desde el comienzo de la invasión de Ucrania por parte de Rusia a finales de febrero.

Extrapolando a todo el mes de marzo, las petroleras han logrado cada día una media de 107 millones de euros en ingresos adicionales, 94 millones por la venta de gasóleo y 13 por la de gasolina.

Lea también
Congresistas de EE.UU. alertan sobre la seguridad de Gustavo Petro y Francia Márquez

Por países, en Alemania ingresan diariamente 32,2 millones, en Italia 12,5 millones; en Francia 13,3 millones; en España 7,6 millones; en Holanda 4,3 millones; en Austria 4,3 millones y en Bélgica 2,2 millones.

El informe detalla que existe una fuerte correlación entre ingresos adicionales y beneficios antes de impuestos, ya que los costes han permanecido en niveles más o menos similares.

En su opinión, el aumento de costes en las refinerías, impulsado por los precios disparados del gas, debería compensarse con otras tendencias favorables, como los actuales descuentos al barril de los Urales, principal importación de crudo en la UE, o la situación favorable para las petroleras que también comercializan gas.

El estudio se basa en la cotización media del barril de Brent entre enero y marzo y los precio en gasolineras recogidos por el Boletín Petrolera de la Unión Europea entre el 7 y el 28 de marzo de 2022, según consta en el documento.

«Mientras millones de europeos luchan con los costos de combustible y energía altísimos, la industria petrolera está elevando los precios para obtener ganancias récord gracias a la guerra y la crisis energética en curso», según la responsable de Greenpeace en materia de clima y transporte, Klara Maria Schenk.

Lea también
Senadores de EE.UU. buscan codificar como ley la designación especial de Colombia

PIDEN A LOS GOBIERNOS QUE GRAVEN LOS BENEFICIOS EXTRAORDINARIOS

La organización ha recordado que la CE permite a los Estados miembros establecer impuestos temporales a los beneficios «extraordinarios» de las energéticas, «una posibilidad de la que se están librando las petroleras, pues los pocos Estados miembros que han aplicado esta medida (entre ellos España) se han centrado únicamente en los beneficios del gas y la electricidad».

«Llamamos a los gobiernos europeos a que detengan esta desvergonzada especulación con el sufrimiento de Ucrania e impongan impuestos sobre estas ganancias inmorales. Los ingresos de estos impuestos deben usarse para ayudar a los hogares con recursos limitados a satisfacer sus necesidades y acelerar la transición de nuestro sector del transporte», ha apuntado la ecologista.

Según la misma fuente, tras los precios récord de los combustibles registrados en marzo, países como Alemania o Austria han iniciado sendas investigaciones para detectar posibles acuerdos de fijación de precios o cárteles entre las petroleras.

En este sentido, Greenpeace ha pedido a la CE que también dirija sus investigaciones hacia los desproporcionados aumentos del precio del diésel y la gasolina a lo largo de la Unión «para asegurar que no se deben a un pacto de fijación de precios entre compañías».

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias