in

Una Navidad para la ‘rejuntancia’

Juan Manuel Galan NUEVA COLOMBIA

Si algo caracteriza a esta Navidad del 2021 es que el pueblo colombiano tiene un nivel de coraje, creatividad y de lucha contra las dificultades incalculable. Aunque llevamos dos años bastante difíciles en los que la economía no anda bien, donde los desaciertos de nuestros gobernantes han sido muchos y en los que miles de familias han perdido a sus hermanos o padres, seguimos adelante y no claudicamos. Sin duda, la resistencia y la capacidad de levantarnos ante situaciones tan catastróficas como la pandemia que nuestro mundo lleva enfrentando estos dos últimos años, es algo que alienta hasta lo más profundo del alma pero que nos reta para estar a la altura de la gallardía del gran pueblo colombiano.

Lamentablemente, y contrario a lo que esta época del año nos invita y que el pueblo colombiano necesita de sus fuerzas políticas y gobernantes, de cara a las elecciones legislativas y presidenciales de 2022, muchos actores de la política se han dedicado sólo a dividir y atacar la posibilidad de que nos unamos como pueblo, pues los egos y los intereses políticos, económicos o ideológicos parecieran ser, para ellos, más importantes que el bienestar de un pueblo que clama a gritos por unas instituciones que los escuchen y trabajen en función de sus necesidades. Es triste ver cómo quienes defienden hoy sus posiciones radicales de derecha o izquierda, apelan más a mantenernos los unos contra los otros, y no les importa que en su juego perverso sean el odio y la división social los que crezcan, cuando este momento histórico nos exige trabajar de la mano.

Lea también  Climaterios hormonales

Lo que Colombia necesita no son más radicalismos y caudillismos, ya sean de izquierda o derecha y que se escudan en mentiras populistas, lo que necesitamos es dialogar con la verdad a pesar de nuestras diferencias y trabajar en rejuntancia, como hace la maravillosa Yolanda Perea, por las grandes reformas económicas, sociales, ambientales y políticas que necesita nuestro país. Para que todos podamos vivir dignamente y no seguir siendo presas del desempleo, la corrupción, la violencia y la inseguridad que se roban los sueños y la esperanza de nuestro pueblo. Por ello, el compromiso del Nuevo Liberalismo y de sus miembros que han tomado las banderas de la justicia social, la paz, la democracia y el desarrollo sostenible, en su camino al Congreso y a la Presidencia de la República, es decir siempre la verdad, ser humildes y trabajar de la mano con el valiente pueblo colombiano. Dios los bendiga enormemente a todos y Feliz Navidad.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias