¡Se estaba pudriendo por dentro! Tras un aborto espontáneo, mujer vivió 7 meses con los restos en su interior

ABORTO

Una mujer casi se muere tras sufrir un aborto espontáneo, pues en el hospital dejaron restos del feto en su interior y se estaba “pudriendo”.

Se trata de Ericka Hall una joven que se encontraba a la espera de su quinto hijo, sin embargo, cuando estaba por su doceava semana de gestación, algo salió mal y comenzó a sangrar y a desmayarse.

La mujer se acercó a un centro médico donde le informaron que había sufrido un aborto espontaneo, Los médicos la revisaron le realizaron un procedimiento para limpiar su útero y poco despues la enviaron a casa.

Tras el aborto se comenzó a sentir mal

La mujer de 38 años de edad narró para medios del Reino Unido que tras la trágica situación que pasó, su estado de salud comenzó a empeorar,

Lea también
Primer caso de la variante ómicron en Estados Unidos

Le dolía su vientre y continuaba desmayándose, por lo que iba constantemente al médico pero no encontraban que era lo que ocurría. Hasta que pensaron que se trataba de su apéndice y le programaron una cirugía.

«Me hicieron una prueba de orina en los médicos, y no salió nada. Luego el dolor empeoró mucho, estaba luchando por levantarse de la cama y dormir. No podía aguantar más, así que fui al hospital”, dijo

La mujer narró que tras insistir 7 meses que no se sentía bien, finalmente, le hicieron un examen en el que confirmaron que aún tenía restos del feto en su vientre, los cuales la estaban “pudriendo desde adentro”.

Lea también
¿Es más agresiva la ómicron? ¿Sirven las vacunas? Diez preguntas esenciales, respecto a la nueva variante

«No desearía el dolor que sufrí, ni a mi peor enemigo, fue horrible», narró la madre la mujer que es madre de cuatro.

MÁS NOTICIAS INTERNACIONALES, AQUÍ

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram