in

La mujer y la política

Por: Surany Arboleda Arias

Surany Arboleda Arias 1200 x 720

La participación de las mujeres en la política siempre será un avance significativo para romper con las brechas de género que existen en América Latina y con gran arraigo en nuestro país. Nunca antes el ascenso del porcentaje tan significativo de mujeres en el Congreso de la República había sido tan contundente. Hoy somos 83 mujeres en esta corporación y se espera que en el próximo periodo legislativo la voz de las mujeres sea decisiva al momento de legislar.

Hoy, una de las mujeres más polémicas es una candidata que ha despertado odios y amores: Francia Márquez. Esta colombiana afrodescendiente viene de una de las regiones más violentas del país y podría ser la vicepresidenta de las colombianas y los colombianos. Ella representa la lucha de la mujer donde las oportunidades han sido muy escasas por venir de esa Colombia olvidada.

Lea también
Las gestoras sociales

De ser Francia Márquez la vicepresidenta, seguiríamos conservando ese espacio que hemos ganado como mujeres, que bien o mal con Marta Lucía Ramírez hoy tenemos. No puedo tampoco pasar desapercibida la fórmula vicepresidencial de Rodolfo Hernández, la doctora Marelen Castillo, que si bien no despierta odios ni amores, ahí la tenemos también.

Y es que entre todo lo que se ha dicho de Francia Márquez muchos olvidan que recibió el Premio Goldman para el medio ambiente —conocido como el nobel ambiental— en su lucha por la conservación del medio ambiente. Ella hoy inspira a muchas mujeres que vienen de esa Colombia profunda, dejándonos muy claro que cuando se quiere, se puede, sin importar de qué región, origen o identidad cultural se proviene.

Lea también
Al senador Alfredo Deluque le digo…

Empecemos ¡ya!, señoras candidatas en la carrera para ingresar a la casa de Nariño, a demostrar que la mujer colombiana hoy está totalmente decidida y preparada para dar el gran salto social y político que el país tanto necesita.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias