Síguenos

Emprendimiento

Microempresas colombianas caminan hacia la reactivación con retos y optimismo

Publicado

el

En la imagen, el director ejecutivo de Interactuar, Fabio Andrés Montoya. EFE/Luis Eduardo Noriega A./Archivo

El 78 % de las microempresas colombianas se reactivó después de la crisis de la covid-19, según un estudio de la Corporación Interactuar sobre los efectos de la pandemia y la evolución de este tipo de negocios.

Los datos de la tercera encuesta «Análisis de vulnerabilidad de la microempresa» también revelaron una importante mejora en las cifras de empleos perdidos, al pasar de un 35,5 % en julio de 2020 a 17 % en diciembre pasado.

«Hay muy buenas señales y síntomas de recuperación, pero todavía hay desafíos en el camino. Hay que cuidar a la microempresa para que siga reactivando la economía del país», dijo a Efe el director ejecutivo de Interactuar, Fabio Andrés Montoya.

Aseguró que el informe, elaborado en enero pasado con empresarios asesorados por la corporación, muestra que la microempresa volvió a «prender esa máquina de generar empleo» tras los días críticos.

RECUPERACIÓN Y SEÑALES POSITIVAS

La encuesta mostró también que la caída de las ventas al finalizar el año fue del 64,6 %, en contraste con el 87 % de abril de 2020, cuando empezaba la emergencia sanitaria en el país.

Luego de que en julio de 2020 el 10 % de las microempresas colombianas se declararon en quiebra por la pandemia, Interactuar detectó con su nuevo sondeo que esa cifra se redujo al 5,5 % por un fenómeno de resistencia entre los emprendedores.

«Mi lectura es que muchos lograron reinventarse o cerraron sus negocios y abrieron otros distintos. La típica movida del microempresario de la calle que tenía, por ejemplo, un bar que quebró y ahora tiene un granero», explicó el directivo.

Pese a la incertidumbre en algunos sectores, el 45,8 % de los empresarios consultados considera que su situación mejoró desde el inicio de la reactivación, mientras que el 62,9 % cree que la economía de su negocio será mejor este año pese a que el 36 % prevé retrasos en los pagos de sus obligaciones.

«La microempresa es capaz de encender los motores más rápidos que una empresa mediana o grande», apostilló.

EMPUJÓN A LAS MICRO

Montoya destacó que la pandemia abrió a las microempresas las puertas de la economía digital para mantener activa su comercialización, detectar nuevos canales y tener visibilidad.

En abril de 2020, el 43,4 % de los emprendedores consultados por Interactuar había conectado con esta nueva forma de producción y consumo pero en diciembre la economía digital ya había llegado al 69 % de las microempresas encuestadas.

No obstante la tendencia optimista y la evolución en la adaptación, el experto pidió «darle un empujón» a estas organizaciones para continuar con su recuperación sin desestimar que «hay sectores muy golpeados, como el turismo y los restaurantes», entre otros.

Según Montoya, Interactuar impulsa la recuperación y el crecimiento de los negocios más vulnerables mediante alivios y periodos de gracia crediticios, acompañamiento a cesantes y emprendedores, la apertura de un consultorio virtual de apoyo en la crisis y asesorías en economía digital. «Ellos hoy tienen la mente más abierta para capacitarse», acotó.

ALTAS EXPECTATIVAS

Luis Alexander Rodríguez sintió el impacto de la pandemia en New Trip, una agencia de viajes creada en 2016 con cuatro socios.

«Fue un choque complicado y nos asustamos. No sabíamos para dónde ir», contó a Efe sobre el confinamiento estricto y el cierre de aeropuertos que paralizó a su empresa.

Con los días empezó a ver todo con «más claridad», pese a tener la certeza de que «el turismo era lo último que se iba a reactivar», y junto a sus socios logró sostener 12 empleos con capacitación, los alivios del Gobierno y el marketing digital.

«Queríamos darnos a conocer y abrir otros canales», señaló el gerente de mercadeo, que recibió asesoría de Interactuar para «orientar las estrategias» durante la crisis.

En noviembre empezaron a subir las ventas y la empresa despegó, hasta el punto de que ahora operan en Medellín y Cartagena.

«La expectativa es bastante alta. La gente está saliendo más a destinos regionales, pero internacionalmente hay muchos viajes por vender», expresó Rodríguez sobre el presente de New Trip, que cuenta con 22 empleados.

Publicidad
Publicidad

Medellín