in

Medellín se mamó de los revocadores

Por: Juan Camilo Ortega

Juan Camilo Ortega 1200x720 1

Si bien algunos revocadores ya no están haciendo fuerza para que la iniciativa siga su curso porque su plataforma de lanzamiento a la política fue Quintero Calle y la revocatoria, aún quedan otros revocadores que la ciudad reconoce como mentirosos al seguir impulsando dicha iniciativa en la que se ha comprobado que ésta está plagada de mentiras e irregularidades, que ninguno de los promotores ha podido argumentar.

Las mencionadas irregularidades que presuntamente ocurrieron en la financiación del proceso de recolección de firmas ha generado todo tipo de descontento social y legal, por un lado los ciudadanos que apoyaron con su firma la revocatoria se han sentido engañados porque su propósito se deslegitimó; por otra parte, se sienten decepcionados al ver que la confianza y dinero donado se convirtió en un proceso que solo ha traído irregularidades, evidencia de un alto fraude y corrupción desde su financiación, hasta la recolección de las firmas.

Por lo tanto, muchos ciudadanos creen que fueron asaltados en su buena fe, han visto comprometida su postura frente a una revocatoria con un nivel de argumentación que raya en la desconfianza, y muchas veces, en la improvisación y pésima planificación, donde “todo se vale”.

Lea también
Sí a la venta de las acciones de UNE con garantías para los trabajadores

No obstante, y pese a los intentos por continuar con el proceso revocatoria, las mismas entidades estatales han encontrado posibles irregularidades que se deben estudiar a fondo para darle continuidad al proceso.
Con esto nos queda claro dos cosas: la primera es que la mano sucia de la derecha que gobernaba en Medellín con la ayuda del GEA perdió el poder, por lo tanto, está moviendo sus tentáculos para lograr a como dé lugar el proceso revocatorio; la segunda es que seguirán poniendo cualquier cantidad de falsas trabas para tratar de bajar a Quintero Calle de la alcaldía, porque su deseo es recuperar el poder sin escrúpulos y valiéndose de cualquier artimaña para lograrlo.

En este párrafo describiré con un simple ejemplo, la publicidad política que hace el centro democrático para apoyar la revocatoria e impulsar una campaña al senado y cámara de representantes por Antioquia, pues dicen que “defendamos a Medellín de Quintero” pero nunca hacen referencia a su pasado como politiqueros y sus vínculos con el paramilitarismo, esto hace referencia directa a Paola Holguín y al grupo de los Paolos, financiadores de algunos concejales de Medellín y que presuntamente han tenido por años, vínculos con el narcotráfico y grupos delincuenciales al margen de la ley.

Lea también
Equivóquense que yo respondo: David González

¿De quién realmente hay que defender a Medellín? Si llevamos muchos años acostumbrados a una retórica simplista que nos vendieron diciendo que todo iba bien, cuando solo las empresas que se beneficiaban de lo público, estaban bien y sus dueños hacían dinero a costillas de los impuestos de los medellinenses

¿Alguno de ustedes se ha preguntado porqué quieren bajar a Quintero de la Alcaldía?

¿Por qué este proceso revocatorio se gestó el mismo día que Quintero Calle fue nombrado como Alcalde de Medellín?
Son preguntas que cada ciudadano se debe responder sin el sesgo de su filiación política. Lo mejor de todo es que la ciudadanía ha perdido toda credibilidad en el proceso revocatorio y en sus cabezas visibles, pues su voz seguida de las mentiras y noticias falsas, le restan formalidad, credibilidad y ayudan a que este proceso como tal, se muestre lo más fraudulento que existe hasta el momento en cuanto a una revocatoria contra un mandatario en Colombia.

Medellín no les cree a los revocadores, porque sus ciudadanos mamados de sus mentiras.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias