A Medellín le faltan títulos y obras

Por: Luis Horacio Gallón

Medellín es una ciudad que en las últimas décadas ha tenido un considerable aumento en su densidad poblacional, debido a que es receptora de ciudadanos que han llegado a ella en busca de oportunidades o huyendo de las problemáticas sociales que ocurren en los territorios de los cuales son oriundos; Han sido estos ciudadanos los precursores de diferentes barrios de la ciudad, barrios que por las características geográficas del territorio están ubicados en zonas denominadas de alto riesgo, de interés ambiental o tienen problemáticas legales de posesión, según cifras oficiales en la ciudad hay 1.045.357 predios, de los cuales 970.007 cuentan con Matrícula Inmobiliaria y 75.350 sin Matrícula, estoy seguro que esta última cifra oficial dista mucho de la realidad, la escasez de títulos es mucho mayor.

La falta de matrícula inmobiliaria en sus predios no es la única problemática que enfrentan estos ciudadanos, también tienen que lidiar con situaciones como la falta de acceso a servicios públicos, y es que las cifras del censo nacional de población y vivienda del año 2018 arrojan un porcentaje de 99.5% de cobertura del servicio de energía y de 98.4% y 97.2% para acueducto y alcantarillado respectivamente, en mis recorridos y visitas permanentes a las diferentes comunas de la ciudad me permiten afirmar que la cobertura puede ser mucho menor y que las carencias que enfrentan los ciudadanos debido a la falta de estos servicios son realmente tristes.

Un ejemplo para que los lectores se hagan una idea de esta problemática es lo que viven algunas de las familias de los barrios Santa Cecilia, Popular en la Comuna 1, el Barrio Villa del Socorro en la comuna 2, la Honda, Aranjuez, Aures, El Salado, San Javier, El Faro, La Mano de Dios, Manantiales, Vallejuelos, Olaya, La Cruz, Ocho de Marzo y muchos otros, además en los Corregimientos Altavista, San Antonio de Prado, San Cristóbal, Santa Elena, San Sebastián de Palmitas. Muchas personas de estos barrios y corregimientos no tienen servicio de alcantarillado y el servicio de acueducto es deficiente.

Lea también
Perder el juicio

La respuesta institucional hasta ahora es de no intervenir muchas de ellas porque están asentados en un área de alto riesgo, condición que en algunos casos es levantada para construir obras institucionales, reconociendo que estas son de beneficio para la comunidad la cual hoy también reclama la flexibilización de esta figura para la puesta en marcha de obras que mejoren las condiciones y mitiguen los riesgos de sus viviendas.

Hoy es triste ver que algunos ciudadanos viven desde hace 40 años o más en zonas declaradas como protegidas o de alto riesgo y a pesar de esto las obras de mitigación en la ciudad son lentas o incluso hay zonas donde nunca se han realizado, me pregunto ¿Por qué no se han iniciado estas obras cuando se conoce cuáles son las zonas de alto riesgo y las áreas protegidas? ¿Por qué hay viviendas que han estado por 40 años en esas zonas y siguen ahí de la misma manera, es decir sin mitigar? si la ley 388 de 1997 es clara en autorizar las obras de mitigación del riesgo, ¿será que las administraciones de la ciudad se han rajado en los instrumentos de planeación y ordenamiento territorial usados hasta ahora?

Lea también
Empezamos campaña y vamos a ganar

Es necesario que las instituciones avancen en los procesos de formalización y titularización de los predios con políticas públicas, se deben usar instrumentos eficientes que permitan el avance de estos procesos buscando no afectar más a los ciudadanos y avanzar en permitir un acceso global a servicios públicos de calidad, buscando con esto evitar afectaciones en la salud, asimismo se deben iniciar las obras de mitigación del riesgo procurando no poner más en peligro la vida de las personas y se deben revisar los instrumentos de planeación y ordenamiento territorial de la ciudad y corregir las falencias para evitar que esta situación llegue a un punto de no retorno. Fundamental regular y titular los mal llamados barrios subnormales, aprovechar la ruralidad de Medellín con sus diferentes climas para incrementar la agroindustria y generar ingresos a lo campesinos.

¿Cuánto más tienen que esperar los habitantes de los barrios de la ciudad de Medellín para que se realicen las obras de mitigación y se avance de manera eficiente en los procesos de formalización de sus predios y el acceso a servicios públicos de calidad sin distinción de la ubicación de su vivienda?

#PorAmorAAntioquia

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram