Síguenos

Deporte

«Me sorprendí con cómo se manejan en el DIM», afirmó Luis Zubeldía

Publicado

el

luis_zubeldia_dim
luis_zubeldia_dim

Foto: instagram.com/dimoficialcom/

El entrenador del Deportivo Independiente Medellín, Luis Zubeldía, habló sobre su presente en el Poderoso, en una nota que le realizó un compatriota suyo, del diario La Nación.

En ella, directo, afirmó estar bastante feliz dirigiendo al Rojo, por la institución, el entorno y la ciudad. «Estoy muy contento. Me sorprendí con cómo se manejan en el DIM, y cómo la ciudad tiene tanto fanatismo por el fútbol y tanto cariño por la Argentina. Me hablan del tango, de los jugadores de las décadas del 30, 40 y 50. Se nutren mucho, te dicen cosas de (Osvaldo) Zubeldía, de (Carlos) Bilardo, de muchos entrenadores y tienen un respeto absoluto. Yo busco eso del fútbol: aprender y formarme», declaró.

En la charla de fútbol, el estratega de 36 años de edad, valoró las condiciones de sus dirigidos, y se refirió a su estilo preferido en el campo de juego: «Me gusta más el fútbol dinámico que el esquemático, aunque me cataloguen como estructurado. Los jugadores que con posesión y lectura pueden resolver situaciones moviéndose en el terreno, valen por mil. Y valoro eso de mi equipo: somos flexibles, nos desarmamos con los toques, sin condicionarnos y sin que nos identifiquen el esquema. Siempre hay que estar sustentado por un orden, pero no rígido. A veces, el desorden termina siendo el orden, porque no sos referencial ni previsible y te adaptás».

A su vez, dejó una frase que pegó fuerte, y que invita a mirar la pelota desde otra perspectiva: «Yo veo que los entrenadores hablamos de nuestras formas y morimos con esa, sin blanquear que a veces hay que jugar sin la posesión de la pelota, por ejemplo. ¿Cómo hago para hacer entender eso si parece que está mal hacerlo? No hay que creer que si no se juega como Barcelona, no sirve el fútbol. No hay solo una línea, es un pecado pensar así».

Por último, se sinceró y reconoció que «no extraño al fútbol argentino, ya lo conozco y no encuentro novedades», y que lo único que lo apena un poco por dirigir en el exterior, es que «cuando vuelvo, es un año menos. Mis viejos tienen 60 y pico de años y los veo cada seis meses o un año, es bravo».

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad