Me la juego por la juventud, me la juego por Samuel Hoyos a la Cámara

Por Fernando Orjuela

fernando orjuela

Si hay algo importante y necesario por hacer en Colombia es dignificar la política. Nada más peligroso para un país que lo malévolo de lo político haciendo de las suyas y por desgracia Colombia es un ejemplo claro de toda esa perversidad maquiavélica.

La historia reciente de nuestro Congreso así lo certifica. En el gobierno de Juan Manuel Santos las ramas del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial en claro contubernio, han dejado una muy oscura huella de desgreño institucional en toda su extensión, que solamente las nuevas generaciones tendrán que curar, limpiar y superar. Por eso es necesario empoderar a la juventud para que ellas sean las responsables de darle a Colombia un nuevo aire, una nueva esperanza y el futuro que se merece.

En este periodo legislativo próximo a concluir, le hice seguimiento como observador y analista político a Samuel Hoyos Mejía, el Representante a la Cámara más joven de Colombia por el Centro Democrático, porque me llamaba profundamente la atención su Juventud y su talante, sobre todo en un periodo de la política Colombiana tan convulsionado, tan controvertido, con tantas sorpresas y con un maltrato de la Constitución Colombiana tan evidente y grotesco por parte del poder ejecutivo.

En ese ambiente tan oscuro y turbio del Congreso vi a Samuel siempre fiel a sus principios, aguerrido como ninguno y sin pelos en la lengua. Lo vi denunciando al Cartel de la Toga en el año 2.015 cuando todavía su poder era infinito y movía todas las fichas del poder a su antojo y cuando no era tan evidente su alcance delincuencial, no le falto valentía para denunciar lo que después sería un escándalo sin precedentes en la historia judicial del país. Con toda la bancada del Centro democrático evidenció las innumerables falencias del mal llamado Proceso de Paz de La Habana e hizo una defensa a ultranza del #NO. Después denunció a Juan Manuel Santos por la compra de votos para el Plebiscito. Como Representante por Bogotá, también denunció a Gustavo Petro y a Samuel Moreno por la pérdida de 1,5 billones que le representó al Distrito Capital la recompra de acciones de la TGI -Transportadora de Gas Internacional-.

Lea también
No había motivo para conmemorar

En su labor legislativa presento la ley de Renovación política para impedir la reelección indefinida de los congresistas, la ley de Choques Simples de vehículos para mejorar la movilidad y la ley de Cajeros para limitar su costo en las transacciones que tanto lastiman el bolsillo de los Colombianos, coadyuvando a otras tantas leyes.

Tampoco le faltaron pantalones para oponerse de forma férrea en todos los debates que se dieron en el Congreso, a la Impunidad y la participación en política que le proporcionaba el Acuerdo de Paz a las FARC. Dejo claro su voto negativo a la Reforma Tributaria que propuso Juan Manuel Santos, vislumbrando el claro panorama adverso que esa reforma le proporcionaría a los colombianos especialmente a las clases menos favorecidas y por supuesto también se opuso vehementemente a que los violadores de menores obtuvieran rebajas de penas, entre otras muchas posiciones verticales que dejaban ver claramente su talante, convicción política y amor patrio.

Lea también
No, 5 años después

Lo que ha hecho Samuel Hoyos en este periodo legislativo, claramente le han dado las bases y las herramientas para aspirar nuevamente a la Cámara de Representantes y le han proporcionado una inmensa experiencia, conocimiento de Bogotá y de la labor legislativa para luchar ahora por la educación de los niños y jóvenes capitalinos que es una de sus grandes preocupaciones, por la tributación de los bogotanos agobiados por el impuesto predial, por la Inseguridad, la corrupción y el microtráfico que tanto daño hace a la juventud.

A mí me da toda la confianza Samuel Hoyos, no solo por lo que ha hecho en el Congreso, sino por su formación académica como psicólogo, sociólogo, politólogo y ejemplar miembro de familia, Padre y esposo.

Ese será mi voto a la Cámara de Representantes por Bogotá, porque estoy seguro de que seguirá dignificando la política Colombiana que tanto lo necesita.

Samuel, Buen Viento y Buena Mar como diría mi viejo querido.

@PoliticaPuntual

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram