in

¡Conmovedor adiós! Marcelo se despide del Real Madrid

El brasileño Marcelo se retira del equipo español luego de conquistar 25 títulos en 16 temporadas

Marcelo

Este lunes, 13 de junio, el Real Madrid despidió a una de sus leyendas. Se trata del futbolista brasileño Marcelo Vieira, quien a la edad de 18 años llegó a cumplir su sueño europeo. Se retira luego de 16 temporadas y 25 títulos que lo consagran como el jugador con más trofeos ganados.

El defensa en un emotivo momento, donde no pudo controlar el llanto, compartió unas palabras de agradecimiento para todos los que estuvieron presentes en su paso por el equipo ‘merengue’.

Le puede interesar
Marcelo con la voz entrecortada expresó: “quiero agradecer a mis compañeros con los que he tenido la suerte de jugar todos estos años, los entrenadores que he tenido, los utileros que para mí son como familia, la gente que trabaja en la residencia, la seguridad, los que trabajan atrás y tienen el trabajo sucio».
«Nosotros solo nos dedicamos a jugar al fútbol pero a mí me gusta reforzar que para que nosotros juguemos bien y tengamos la ropa y las botas limpias, hay un trabajo atrás y eso aprendí aquí dentro del Real Madrid. Quiero agradecer al mejor club del mundo por poder disfrutar de esto. Estamos haciendo lo que nos gusta y tenemos todo para disfrutar, he despertado todos los días de mi vida con alegría y no podría ser diferente, hacer historia con el mejor club del mundo y que mis hijos vean que fui capaz», agregó.

Lea también
¡Supercampeones de Europa! Real Madrid derrotó a Eintracht Fráncfort

El brasileño no dejó a un lado, a una persona fundamental para su crecimiento: su mujer: «Si yo soy lo que soy y tengo la fuerza que tengo es seguramente por ti».

Al finalizar el especial momento, Marcelo le dio un agradecimiento especial a Raúl González, quien lo arropó cuando llegó al Real Madrid siendo apenas un juvenil. «Raúl, que te llamo capi, quería agradecerte porque cuando llegué tuviste un detalle conmigo muy grande (sollozos), cuando nació mi hijo me enseñaste mucho. Yo quise seguir tu ejemplo y estoy agradecido. Este no es un día triste, es un día de alegría y lloramos porque tenemos muchas memorias. Salgo de aquí con la cabeza en alto y mi familia está orgullosa de mí. Soy un afortunado».

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias