MANÁ presentó ante el mundo sus aportes a la seguridad alimentaria.

Minuto30.com.- Que la agricultura familiar se convierta en una estrategia tanto para el autoconsumo como  para el impulso al emprendimiento, hace parte de las acciones que el Plan Alimentario y Nutricional de Antioquia-MANÁ viene desarrollando dentro de sus propósitos del cuatrienio.

Foto internet
Foto internet

Así lo destacó Ángela Lucía Molina, gerente de Seguridad Alimentaria de Antioquia, en el panel realizado hoy en el Foro Mundial Urbano que reunió a expertos de diferentes países para analizar las diversas problemáticas que enfrenta la seguridad alimentaria y los casos exitosos que se vienen poniendo en marcha en diferentes regiones del planeta.

La gerente de MANÁ explicó que este programa, bandera del departamento y reconocido nacional e internacionalmente, se encuentra desarrollando con el apoyo de la FAO un plan de abastecimiento que incluye huertas de autoconsumo.  La meta es instalar 35 mil en todo el departamento y a la fecha se han unido a este propósito casi 20 mil familias.  El ahorro por mes para cada familia es de 63 mil pesos en su canasta básica.

Señaló que luego del autoabastecimiento se da el siguiente paso hacia emprendimientos de agricultura familiar, donde se vienen identificando rubros de la canasta básica y realizando apoyo en comercialización para el suministro a mercados locales.

Estas estrategias corresponden a un modelo departamental de abastecimiento de alimentos que incluye la identificación de la oferta y la demanda como apoyo a la producción y  a la comercialización de los mismos.

Los expertos en el tema presentes en el panel concluyeron que para atender las problemáticas en torno a la seguridad alimentaria es preciso reconocer que este es un aspecto fundamental para el desarrollo de las regiones y por ello debe integrarse a la planeación de los territorios, se deben generar estrategias para organizar a los pequeños productores, impulsar procesos endémicos de producción y conectar los sectores urbanos y rurales que eviten las migraciones a las ciudades.

La alimentación debe ser un esfuerzo que involucre a muchos sectores, debe partir del desarrollo de políticas locales sustentables y sostenibles  con acceso seguro a la tierra y protección de la biodiversidad.

Para los panelistas, entre los retos que tiene la seguridad alimentaria están el acceso gratuito a los alimentos, especialmente para la población más vulnerable, pues la alimentación es un derecho que no puede seguir sometida a los mercados y es preciso primero conocer las necesidades de las comunidades antes que las necesidades de los mercados.

Los especialistas señalaron como otro elemento fundamental la re identificación del rol del productor y la generación de condiciones apropiadas para la producción de los alimentos.

La experiencia de MANÁ fue presentada junto a otras de Holanda, la FAO y la OIT. Gobernación de Antioquia.