in ,

Una madre en Medellín extraña demasiado a sus hijos y los quiere recuperar del ICBF

Es una humilde vendedora a la que el ICBF le quitó sus pequeñitos por no tener un lugar digno para que los niños estén bien. Sufre mucho por no tenerlos.

Una madre en Medellín extraña demasiado a sus hijos y los quiere recuperar del ICBF
Foto: Cortesía

En una casa de madera, cartón y techo de zinc, hay una madre que está sufriendo demasiado por la ausencia de sus cinco hijos a los que el ICBF le quitó por no tener un lugar acondicionado para ellos.

Su nombre es Yuri, es una humilde vendedora de medias del centro de Medellín, la que siente el golpe de la soledad al llegar al lugar que acomodó para que fuera su hogar, luego de ser desalojada de la vivienda donde vivía por no completar el pago de un arriendo.

Sus cinco hijos de 1, 2, 4, 6 y 7 años de edad, están bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, luego que comprobaran que por sus condiciones económicas vivían en un lugar donde no tenían agua ni servicio eléctrico.

Pero el amor por sus niños y el cuidado que les da es visible en la casa. Cuida de cada pertenencia de sus hijos con tanta delicadeza que solo una madre abnegada puede demostrar; a pesar de la pobreza es más grande el cariño de la madre, así lo relatan sus vecinos, quienes ven el constante cariño que ella le demuestra a los niños y por ello la ayudan.

Lea también
¿Es suyo? Perrito encontrado en Bello

«Tengo dos hijos, y yo pase por esa misma necesidad, por eso la ayudo», dijo doña Luz, cuyo gigante corazón la ha motivado a emprender una campaña para que otros ciudadanos también puedan ayudar a la mujer.

Ya le compraron un lote para que la madre pueda construir su casita

EL ICBF ha sido claro en afirmar que una vez la mamá tenga las condiciones dignas para ofrecerle a sus hijos, ellos podrán volver con ella. Carlos Andrés Botero Montes, director (e) del ICBF Regional Antioquia, así lo confirmó, «la decisión de ubicar a un niño, niña o adolescente en un hogar sustituto se da cuando la familia no es garante de ellos. Esta medida queda sometida al seguimiento por parte de un equipo psicosocial, el cual después de superadas algunas fases se puede retornar al menor de edad a su entorno familiar evitando así procesos de adopción».

Ante la posibilidad que la triste madre pudiera volver a tener a sus hijos, sus vecinos no se quedaron quietos y decidieron ayudarla; en pocos meses recolectaron dinero y le compraron un ‘lotecito’, en el mismo barrio Caicedo, comuna 9 de Medellín, donde actualmente vive, para poderle construir una casa donde pueda tener a los pequeñitos.

Lea también
[VIDEO] Familias están asentándose al lado del CAI de la Terminal del Norte

Actualmente, ya gestionaron a un maestro de obra que realizará gratuitamente la construcción y, valiéndose de rifas y donaciones los vecinos están en la tardea de recolectar los materiales para la construcción.

Madre 111 1
Foto: Cortesía

Le podría interesar:

Para leer sobre otros hechos en Medellín, clic AQUÍ.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias