Liduine Zumpolle: Restrepo “cocinó” toda la farsa de la desmovilización

La directora de Manos por la Paz Internacional, la holandesa Liduine Zumpolle, aseguró que la desmovilización de un supuesto frente guerrillero en Tolima, en marzo de 2006, fue una farsa cocinada por el entonces comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, quien les entregó unos dos mil millones de pesos.

Liduine Zumpolle«No solo montaron la farsa, sino que les pagaron», dijo la holandesa que ha trabajado con los desmovilizados presos en diferentes cárceles colombianas y quien en un momento apoyó a Raul Agudelo, alias ‘Olivo Saldaña’, y los supuestos desmovilizados.

«Ellos deben tener caletas de dinero escondido y se comportan como mendigos», aseguró Zumpolle, quien manifestó que entonces, con la presunta desmovilización crearon una Corporación Paz Mundial de papel, que recibió plata del gobierno, de la comunidad internacional, de la misma organización Manos por la Paz y hasta de un narcotraficante.

Señaló que Restrepo se ha portado como un criminal, urdiendo farsas y entregando dinero. «El mismo me lo dijo, le entregó a Saldaña y sus compinches muchísimo dinero, dos mil millones de pesos», aseguró.

Dijo que, además, la desmovilización se organizó primero con un dinero que dio el narcotraficante Hugo Alberto Rojas «con la promesa de no extraditarlo, pero después lo hicieron, es decir le demoraron la extradición».

Aseguró que había un grupo de compinches en el Tolima que se aliaron con Restrepo y con otros sectores criminales que trabajaban con el Estado, para sacar mucho dinero. Señaló que además de Saldaña, un hermano y su hermana, estaba Jorge Didier Polanía, que fabricaba minas en su casa, «las transportaba en carros de seguridad del Estado y luego pedían dinero para su desmonte. Todo eso lo hacían con gente del DAS», dijo.

Zumpolle manifestó que la farsa cocinada por Restrepo fue un crimen orquestado con el Estado y con intereses ajenos a la paz. «Le hacen un daño inmenso a quienes de verdad quieren desmovilizarse estando presos»,

Agregó que su organización no volvió a trabajar con el grupo de Saldaña porque hace más de un año se dio cuenta que solo buscaba la plata con alianzas extrañas, y anunció que continuará trabajando con los desmovilizados presos, «que no tienen garantías por parte del Estado pero tienen la venganza eterna de las Farc».

Con información de Caracol.com.co

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram