in

Liderando sobre ruedas

oscar urquijo 1200 x 720

Hoy, decidimos entrevistar a un duro del fútbol y la bicicleta, para que nos cuente cómo ha sido su experiencia detrás de uno de los colectivos más grandes de deportistas en la capital.

Bogotano de 38 años, se considera a sí mismo como un aficionado del ciclomontañismo y el ciclismo urbano. Su amor por este deporte lo llevó a ser Consejero de la Bicicleta para la Localidad de Tunjuelito y luego Consejero para Bogotá, desde, donde hace ya dos años, lidera iniciativas que buscan fomentar los derechos de los deportistas a nivel local, como el programa BiciTunjo del SENA, que promueve la capacitación en temas de mantenimiento, y la Fundación Organización Tunjo, mediante la cual se buscan recursos y patrocinios para los amantes de la cicla.

Comenzó su vida deportiva como jugador profesional y entrenador de fútbol sala y Panna Street, donde obtuvo un tercer puesto para Colombia en los Sudamericanos de Brasil, y un cuarto puesto en México.

Además de todo esto, actualmente lidera la iniciativa comunal denominada Dar en Comunidad Transformando Ciudadanía, promoviendo entre los ciudadanos que los gestos amistosos generen cambios.

Trabajador incansable del deporte en Bogotá, él es Darwin Páez.

Darwin, ¿hace cuánto tiempo que te dedicas al ciclismo?

Desde hace ya tres años, antes de comenzar la cuarentena. Yo me transportaba a los entrenamientos de fútbol en cicla y me quedó gustando este deporte. Hoy ya tenemos un colectivo de más de treinta personas amantes de la bici, que de manera aficionada salimos a recorrer la ciudad y sus alrededores.

¿Y qué te motivó a montar en bicicleta?

Primero, por necesidad como medio de transporte público ante los trancones de Bogotá, segundo para practicar deporte y convertirme en poliatleta, y tercero para motivar a otros jóvenes de mi localidad y de Bogotá para que usen la cicla y tengan una vida más sana y una mejor calidad de vida. Es gratificante ver como muchos de estos jóvenes hoy en día realizan con nosotros salidas colectivas como la Masa Crítica Mundial que se celebra cada mes en numerosas ciudades del mundo, entre ellas Bogotá, y que busca introducir la movilidad sostenible en el debate público, y mejorar la seguridad de los ciclistas.

Lea también
Arrodillado a los mafiosos

Cuéntanos ¿qué ha sido lo más duro para ti en este deporte?

Bueno, han sido varios factores. En cuarentena, por ejemplo, fue difícil salir a montar por las restricciones del Distrito ante el Covid-19; solo podíamos encontrarnos cuando había permisos especiales, pero siempre salíamos con nuestros implementos de seguridad y cumpliendo las normas. El trabajo para todos disminuyó, pero también encontré en la bici un medio de sustento para hacer domicilios. Otro factor que me golpeó duro es que tuve un accidente hace un mes, donde me luxé la clavícula por esquivar a un peatón en una cicloruta, y además ya venía con una lesión en la rodilla derecha por el fútbol, por lo cual tuve que dejar de montar por un tiempo. También existe la falta de apoyo a los colectivos pequeños, ya que las administraciones locales no les prestan mucha atención, a menos que se integren a grandes colectivos de la ciudad. Pero lo más difícil es luchar contra los riesgos en la cicloruta y las vías debido a la falta de cultura que existe por parte, tanto de los conductores, como de los ciclistas y los peatones. Por eso, estamos liderando una iniciativa para que las ciclorutas sean reemplazadas por ciclovías, como en las grandes ciudades del mundo, y así podamos tener un carril exclusivo para transitar con seguridad.

¿Cuál a sido tu relación con Óscar Urquijo?

Yo conocí a Óscar hace apenas un mes cuando lo vi recorriendo las calles de mi localidad y conversando con la gente. Hablaba de incentivar el deporte a nivel local, y eso me llamó la atención. Nos hicimos amigos inmediatamente, porque me pareció un tipo sincero, que conoce los barrios y a su gente, y se preocupa por las necesidades básicas de la comunidad. Además, ama el fútbol, entonces encontramos temas afines. Le hablé de la Fundación, y le pareció muy interesante lo que hacemos por los deportistas en Bogotá. Espero que podamos trabajar juntos, y sacar adelante proyectos que beneficien a la gente.

Lea también
Equivóquense que yo respondo: David González

urquijo

¿Qué mensaje le dejarías a los jóvenes para que sigan tu ejemplo?

Aunque suene a cliché, tienen que trabajar por construir sus sueños, trabajar duro, no desfallecer al primer intento y ser mejores cada día. Nosotros apoyamos a los jóvenes desde la Fundación sin cobrarles ninguna mensualidad, y apoyamos a cualquier persona que desee montar bici, sea aficionado, mensajero, habitante de calle, o incluso discapacitado.

¿Y qué mensaje le dejarías a las administraciones locales y distritales?

Que no se enfoquen en una norma o en tener un número mínimo de colectivos, teniendo en cuenta las voces de las comunidades. Las ayudas llegan, no voy a decir que no, pero se distribuyen a veces mal, y no llegan realmente a las personas que lo necesitan; pienso que las administraciones deben ser más equitativas y objetivas. También deben promover más campañas culturales para el ciclista, el peatón y el conductor, y continuar con los controles para la marcación de las bicis para evitar la compra de bicicletas robadas en los sitios de venta que ya se tienen identificados. No me considero un político, sino una persona política que trabaja por su comunidad, y como líder quiero seguir luchando por los derechos de los ciclistas y los futbolistas de Bogotá de la mano de las administraciones locales y distritales. La idea es que nos apoyemos entre todos.

#Escuchémonos

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias