Libres dos menores colombianos que estaban presos en Brasil acusados de robo durante Copa América

Archivo/EFE

La Justicia brasileña ordenó este jueves la “libertad inmediata” de dos menores colombianos, que permanecían detenidos desde el pasado julio en una cárcel para adultos en Río de Janeiro, acusados de cometer robos durante la Copa América de fútbol.

La jueza Juliana Benevides, del 25 Juzgado Criminal de Río de Janeiro y que el martes en un fallo anterior había apuntado “indicios de menoridad”, remitiendo el caso a la Justicia de Infancia y Juventud, pero negando la libertad, revirtió su decisión de “hAbeas corpus” y aceptó el pedido de la Defensoría Pública.

A pesar de la documentación entregada por la Defensoría ser en fotocopias y existir todavía la necesidad de la presentación del documento original, Benevides consideró que hay “verosimilitud de menoridad” y “existe urgencia” en el caso, por tratarse de menores con más de 45 días recluidos sin resolverse su situación jurídica.

En Brasil, el Estatuto de la Infancia y la Adolescencia (ECA, por su sigla en portugués) establece un límite de 45 días para que la Justicia de Infancia y Juventud tenga que pronunciarse en ese tipo de casos.

La decisión revoca también la del traslado de los dos menores de 17 años para un centro de reclusión de jóvenes infractores y ahora será el Ministerio Público el que analizará el caso para determinar si presenta una denuncia en un juzgado de Infancia y Juventud, explicó a Efe el defensor público Eduardo Januario Newton.

El defensor del Núcleo de Audiencia de Custodia señaló que los dos menores fueron detenidos junto a un grupo de seis adultos, todos colombianos, por supuestamente practicar robos durante la cita deportiva y, según la Defensoría, ninguno de los arrestados portaba documentos de identificación en el momento del arresto.

Por eso, tras la prisión, las autoridades brasileñas expidieron carnés de identidad para todos, tal y como exige la ley cuando se detiene a un extranjero sin identificación, aunque, según Newton, se produjo “un error” en la fecha de nacimiento de los dos menores.

“Ellos estaban asustados, no hablan portugués y por eso no dijeron nada del error en la expedición del documento de identidad”, que los pone como nacidos en 2001, supuestamente ya siendo mayores de edad, relató el defensor.

Newton tuvo conocimiento de la situación de los dos adolescentes después de que la madre de uno de ellos, una pedagoga de 44 años identificada como Rosalba Isabel Córdoba Mora, remitiera desde la ciudad colombiana de Bucaramanga copias de los documentos originales que constatan la edad de su hijo, además de alertar sobre el otro.

Desde su arresto, el pasado 4 de julio, el grupo alega que, al contrario de las acusaciones que pesan en su contra, presentadas por otros colombianos que ya abandonaron el país, no se trató de un robo y sí de una riña entre hinchas de equipos de fútbol rivales en Colombia.

En la decisión de Benevides, que fue remitida al Consulado de Colombia, la jueza solicitó a la representación diplomática suministrar en un plazo de 48 horas la documentación del resto de detenidos para verificar si existen otros menores y comprobar la identidad que ellos mismos suministraron cuando fueros presos. EFE