Las trabas inventadas por quienes promueven revocatoria del Alcalde Quintero

No contentos con el fracaso de hacer un proceso revocatorio sin apoyo ciudadano, la oposición del Alcalde Quintero inventa trabas que no aplican, tal vez sea por desconocimiento de normas y sentencias ya falladas, pero aducen que se mueven fichas en el gobierno desde Bogotá para dilatar el proceso y para crear nuevos reglamentos; nada más alejado de la realidad, pues este proceder hace parte de una estrategia para sembrar dudas que por donde se mire, no tiene ni pies ni cabeza.

En 2018 públicamente vimos como un proceso de revocatoria contra el Alcalde Peñalosa en Bogotá tenía muchas inconsistencias, de ahí que la intervención de la Corte Suprema le dio al Congreso de la República la potestad para que instauren mecanismos que garanticen los derechos fundamentales en tensión de los ciudadanos y del elegido, y, en especial, los derechos de información y defensa de ambos.

Por lo tanto, la oposición contra Quintero señala que el Congreso de la Repúblico esperó solo hasta este 16 de diciembre para imponer normas no es aceptable, pues todo gobernante tiene unos requisitos a cumplir que no son acomodados ni dependen de quien sea el señalado, ésta normatividad es de conocimiento público, y, que tal como lo señala la SENTENCIA SU-077/18 (Agosto 8 de 2018) que dice: “De hecho, el procedimiento de revocatoria del mandato como mecanismo de control político no se encuentra adecuadamente regulado, toda vez que las causales son generales e imprecisas y no existe un procedimiento especial que proteja otros derechos fundamentales”.

En tanto que, la Sala plena de la Corte Constitucional ordenó: “a la Registraduría Nacional del Estado Civil que se adelanten audiencias, en los términos explicados en la sentencia, previas a la convocatoria a votación de la revocatoria del mandato”.

Ahora bien, debe resaltarse que, a futuro, estas instancias de conocimiento y controversia de las razones que sustentan las iniciativas de revocatoria del mandato, deberán llevarse a cabo con posterioridad a su inscripción y antes de que inicie el proceso de recolección de apoyos.

Lea también
Los $39 billones para emprendimiento Silver

Como tal, estas decisiones no son improvisadas ni tomadas a última hora para beneficiar a Quintero, y como dicen los promotores de la revocatoria que es un calculado boicot al proceso de revocatoria, se sale de todo contexto, y no dignifica la labor de la Corte Suprema y de paso a los entes que promueven la revocatoria, además de carecer de fundamento y desconocimiento de normas, todo esto se convierte en un chisme de pasillo que resta credibilidad, evidencia y falta de apoyo serio.

Pero ¿cómo es el proceso de revocatoria en cifras? Aquí lo resumimos:

FASE 1: crear comité, presentar pruebas a la Registraduría, ser aprobado por la registraduría, recibir formato planilla de firmas, financiar la estrategia de firmas y llevar control.

FASE 2: votos obtenidos del candidato a revocar en elección pasada 304.034; se debe sacar el porcentaje de firmas necesarias para autorizar la revocatoria, que será el 40% correspondiente al total de votos y éstas deben ser avaladas (121.614).

FASE 3: consecución de recursos para campaña revocatoria, consecución de líderes, equipo logístico, equipo jurídico y equipo de comunicaciones.

Siendo así, el proceso es claro y largo, pues el desconocimiento de la norma no exime que se deba cumplir, y esto lo debe tener claro la estrategia por quienes dirigen y promueven la revocatoria de Quintero.

Finalmente después de la verificación de datos y firmas, la audiencia pública de conciliación y evidencias, se toma la decisión por la cual fue instaurado el proceso revocatorio.

Lea también
El que no comunica le comunican

En conclusión, lo aprobado en plenaria por el Congreso de la República el 16 de diciembre de 2020, es la suma de las anteriores leyes y sentencias, por lo cual, su aplicación es inmediata y se debe solicitar ante la Registraduría del Estado Civil, la celebración de una audiencia pública sobre el programa de gobierno y su cumplimiento, además de la insatisfacción por parte de la población.

También se debe tener presente que se requiere de un 40% de firmas de ciudadanos que hagan parte del censo electoral municipal de los votos obtenidos por el elegido.

Así entonces, un proceso de revocatoria mal organizado, sin fundamento, sin respaldo ciudadano y con promotores teñidos con problemas legales, crean un panorama viciado, lleno de inconsistencias y poco respaldo ciudadano.

Ahora bien, nosotros como ciudadanos respetuosos de la ley, vemos que el gobierno de Daniel Quintero en medio de la pandemia, ha hecho con juicio un trabajo muy bueno, ha cumplido con el plan de gobierno propuesto en campaña, ha enfrentado una pandemia que ha golpeado a Medellín con inclemencia, ha cuidado el mayor patrimonio de los Antioqueños que es EPM, ha destapado las ollas podridas que nunca creímos tener en Medellín, ha estado al frente de los problemas de ciudad y ha tomado medidas correctas por el bien y la salud de todos nosotros.

Después de un análisis profundo y de conciencia, Daniel Quintero es el Alcalde que Medellín necesita, seguirá teniendo el apoyo de los medellinenses y su gobierno se respalda en el bien colectivo y el desarrollo de ciudad; las evidencias hablan por sí.

Feliz año nuevo 2021.

La opinión del autor de este espacio no compromete la línea editorial de Minuto30.com
Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram