'Oposición Ciudadana'

Las Farc, unos jubilados, otros delinquiendo

Por Andrés Portillo

Una vez más el tiempo nos da la razón a quienes advertimos los graves fallos del acuerdo de paz firmado entre el Ex Presidente Juan Manuel Santos y las Farc. En esta ocasión son Iván Márquez, El Paisa, Romaña y muchos otros líderes guerrilleros los que confirman que las Farc siguen delinquiendo.

Esta semana se conoció la noticia que alias Romaña abandonó la escolta asignada por la UNP, y huyó de la zona de reincorporación. Se le une a Iván Márquez y El Paisa, que se encuentran huyendo desde hace meses cuando Jesús Santrich fue detenido por la Fiscalía, en medio de una investigación de la DEA por narcotráfico, y el sobrino de Márquez fuera extraditado a Estados Unidos para que colaborara con la justicia.

Una investigación de la Fundación Ideas para la Paz indica que hay, al menos, 18 grupos disidentes activos, en zonas de alta influencia del narcotráfico. Esto, sumado a que el anterior gobierno no exigió la entrega de las rutas y de todos sus socios, y a que el narcotráfico quedó planteado en los acuerdos como delito conexo al delito político, sólo puede significar que las Farc siguen siendo el principal grupo narcotraficante del mundo.

Es difícil creer que estos mal llamados grupos “disidentes” actúen como ruedas sueltas en una organización criminal que, si algo ha demostrado, es una fuerte obediencia a sus máximos líderes: el Secretariado. Mucho más difícil de creer es pensar que Santrich, Márquez, El Paisa y Romaña actúen a espaldas de los demás líderes.

Y aunque son los más sonados, lo cierto es que Romaña, Iván Márquez y El Paisa no son los únicos que han abandonado zonas de reinserción.

Otros jefes guerrilleros han huido para formar parte de las mal llamadas “disidencias” de las Farc. Hace algunos días, el periódico El Comercio de Ecuador, reveló una carta enviada por alias Gentil Duarte a Guacho (ambos cabecillas de grupos “disidentes”), en la que cuentan como planean reorganizar a las Farc.

Esto concuerda con un reciente informe de Insigh Crime, organización que investiga los grupos criminales en América, que indica que las tales “disidencias” no son más que el plan B de las Farc para seguir en la delincuencia al tiempo que participan en política.

Llegaron a cargos de elección popular los responsables de los más atroces crímenes como violaciones, secuestros y reclutamiento, sin pagar un solo día de cárcel y sin siquiera pasar por la justicia que ellos mismos diseñaron.

Hoy hacen politica al tiempo que mantienen un brazo armado. Queda claro que la paz de Santos fue el proceso de jubilación de Timochenko y de los demás guerrilleros congresistas.

@andresportillo_