Síguenos

Opinión

La justicia defendiendo el victimario

Publicado

el

natalia bedoya

natalia bedoya

¿Acaso las niñas víctimas de las Farc no merecen una voz de nuestra parte? Son miles los testimonios desgarradores de niñas víctimas de violencia sexual, 232 casos documentados por la Fiscalía que hoy se encuentran en el limbo de la impunidad.

En nuestro país, al menos durante el gobierno de Juan Manuel Santos parece que la justicia es selectiva, el delito es grave dependiendo de quien lo comete.

Penas severas para violadores exigen los mismos que defienden impunidad para los miembros de las Farc, tan contradictorio como incoherente pretender graduar el rigor de la justicia dependiendo el victimario.

En lógica, las penas para violadores de las Farc deben ser más severas, pues en su mayoría de casos, el delito de acceso carnal violento estuvo acompañado de aborto y violencia física.

Investigadores del departamento de Derechos Humanos de la Universidad Sergio Arboleda, recopilaron información sobre los abusos a los que fueron sometidas las mujeres durante décadas; entre ellos, el relato de una joven que fue violada simultáneamente por 200 guerrilleros, y posteriormente obligada abortar.

“Me amarraron a un palo grueso, me quitaron la ropa y me golpearon. Luego, por lo menos 20 hombre abusaron de mí ese día. Quedé embarazada y pasado el mes, me cogieron a patadas y puños para deshacer la barriga” Joven reclutada Farc, San Francisco -Antioquia.

Tristemente son muchas las menores esclavizadas, objeto de satisfacción y complacencia que han utilizado las FARC por más de 50 años. Son miles de familias, niños y niñas que han sido víctimas de las FARC, y que también aclaman por justicia, rogando principalmente por el regreso de sus hijos. Estos delitos no son justificables, y es nuestro deber ciudadano clamar por los derechos de estos menores despojándonos de cualquier tinte político.

Duele ver como algunos dirigentes de partidos políticos justifican la impunidad a las Farc, pisoteando los derechos de las víctimas. ¿Quién le va a explicar a las madres y padres de los niños que fueron reclutados, violados, torturados y obligados a abortar por miembros de las Farc, que la justicia para ellos nunca llegará, pues sus victimarios son beneficiarios de privilegios otorgados por un Gobierno y un Congreso cómplice de la impunidad?.

Colombia no puede ser indiferente a esta tragedia, debemos luchar por justicia y los derechos de nuestros niños. La sociedad colombiana no debe permitir que estos actos se perpetúen en la indiferencia.

Que la indiferencia no nos haga cómplices! Que no tengamos que volver a decir: “se lo dije”. Tomar medidas ciudadanas para detener estos actos, es quizás, la única alternativa que nos queda, pues en el Congreso pareciera que hay unos cuentos notarios al servicio de la impunidad. Los intereses de nuestro gobierno recaen en otro lado, y debemos hacer escuchar a nuestros niños. La polarización que ha surgido de la coyuntura política que afronta el país no puede ser justificación para no defender y aclamar justicia para todos. Como joven los invito a clamar justicia para TODAS las víctimas de violencia sexual.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad