La infinita responsabilidad del Centro Democrático

Por Fernando Orjuela

fernando orjuela

Las atípicas circunstancias políticas por las que atraviesa Colombia y toda esa equivocada manipulación que se ha venido haciendo del derecho Constitucional de la #Paz al acomodo de intereses directos de las FARC y de los socios del gobierno de Juan Manuel Santos, desconociendo absurdamente que el interés general prima sobre el particular, ha generado un empoderamiento sin fundamentos que un espurio y mal llamado Proceso de Paz le ha proporcionado a un grupo terrorista en contravía de todos los intereses del Colombiano del común, del empresariado, del erario público, del estado de derecho, de la institucionalidad y de la constitución que se sienten ampliamente vulnerados en sus principios y en su esencia, con un malévolo indicador sin precedentes en la historia de Colombia.

El único partido político que con dignidad, argumentos, racionalidad, estudio, análisis profundos, propuestas y leyes ha luchado en el Congreso de Colombia, en una guerra desigual, de manera decidida, contra viento y marea, para que toda esa posición política e ideológica contradictoria no carcoma a Colombia ha sido el Centro Democrático, esto es necesario decirlo con orgullo y dejando constancia histórica.

Lea también
Noticias de allá y de acá

Los demás partidos políticos tímida, indirectamente o directamente solo se han dedicado a sacarle provecho político, burocrático y económico a toda esta afrenta en contravía de los intereses de la nación.

Todo este esfuerzo infinito que ha realizado el Centro Democrático en el Congreso, para defender a la nación y a los Colombianos, será en vano, si no llegamos a la Presidencia en el próximo periodo 2.018-2.022. También será en vano si no obtenemos las mayorías parlamentarias en Senado y Cámara. Esto es necesario recalcarlo y repetirlo las veces que sean necesario. La responsabilidad del Centro Democrático para que estas condiciones se den son infinitas, inmensas y es necesario lograrlo.

Tenemos que sumar, tenemos que empoderar y responsabilizar a nuestros militantes que son las bases, la estructura y la esencia del partido, tenemos que crecer en número y con un constante multiplicador, debemos aglomerar y compactar. Tenemos que ser ejemplo de democracia al interior del partido, ningún ego puede ser superior a los intereses del partido y de la nación. Ningún interés mezquino personal o grupal puede imponerse. La escogencia del candidato a la Presidencia conlleva la mayor responsabilidad y en eso no podemos fallar otra vez, no podemos excluir a nadie que sea idóneo y probo, tenemos que escoger el mejor.

Lea también
Contradicciones de mi país

Nadie se puede atribuir la responsabilidad de poder seleccionar al candidato sin consenso. Esa elección debe unir al partido, fortalecerlo y para nada desunirlo, todos debemos aportar y participar en esa decisión para que no tenga tacha alguna. El llamado es a trabajar unidos y fortalecidos con mecanismos idóneos que no permitan manipulaciones, dudas o injerencias externas.

Que Dios, la Coherencia, la Cordura, la Objetividad, la Sensatez, el Sentido Común, la Lógica, la Ética y los Principios iluminen al Centro Democrático para que sea la gran solución y esperanza de Colombia y así será.

@PoliticaPuntual

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram