La formación especial y la equidad, retos de la educación en Latinoamérica

Los maestros en Colombia expresaron también una necesidad particularmente alta de capacitación en la enseñanza especial. EFE

La exigencia de una mejor formación para enseñar a estudiantes con necesidades especiales y que las mujeres accedan a más puestos de dirección son algunos de los reclamos que preocupan a los maestros en Latinoamérica, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En la más reciente edición de su Encuesta Internacional de Enseñanza y Aprendizaje (TALIS, por sus siglas en inglés), el bloque reveló este miércoles las opiniones de unos 260.000 docentes y líderes escolares de 48 países y economías, entre ellos los latinoamericanos Brasil, México, Argentina, Chile y Colombia.

Según la OCDE, los maestros de esta región coinciden, sobre todo, en pedir más formación para enseñar a estudiantes con desventajas mentales, físicas o emocionales, y que eso contribuya a suplir la carencia de profesionales capacitados para ese grupo en la zona.

También preocupa la carencia de más mujeres educadoras que estén a la cabeza de escuelas públicas y privadas, así como mejor y mayor entrenamiento en habilidades tecnológicas avanzadas y la posibilidad de enseñar en entornos multiculturales y multilingües.

De acuerdo con el reporte, este es el panorama de los educadores en los países latinoamericanos estudiados:

BRASIL Y LA INQUIETUD POR EL ACOSO ESCOLAR

En Brasil, los docentes tienen en promedio 42 años de edad, dato más bajo que el registrado en los participantes en TALIS (44 años). Sin embargo, el 23 % de los profesores tienen 50 años o más, por lo que el país “deberá de renovar aproximadamente uno de cada cuatro miembros de su fuerza laboral docente en la próxima década”.

En cuanto a la participación de las mujeres, Brasil destaca en la región con un 77 % de los puestos de dirección de escuelas y colegios en manos de mujeres y un 69 % de profesoras, muy por encima del promedio de 47 % y 68 %, respectivamente, en el bloque.

Lo que sí preocupa en el gigante suramericano, según el reporte, es que el 28 % de los directores de escuelas y colegios aún reportan actos regulares de intimidación o acoso escolar, la cifra más alta de la región y muy encima del promedio de la OCDE (14 %).

Como la tendencia regional, el 60 % de los líderes escolares informó además que su actividad educativa se ve obstaculizada por la escasez de maestros con competencia en la enseñanza de estudiantes con necesidades especiales, en comparación con el 32 % en la OCDE.

Por ello la capacitación en la enseñanza de este tipo de alumnos es el tema de desarrollo profesional con el mayor porcentaje de docentes en Brasil, un 58 % comparado con 22 % en la OCDE.
MÉXICO Y LAS POCAS DIRECTORAS EDUCATIVAS

Según TALIS, los docentes mexicanos tienen también 42 años de edad en promedio. El 25 % de ellos tienen 50 años o más, por lo que la OCDE también recomendó a México la renovación de sus maestros.

Preocupa sobre todo en el país que solo el 35 % de los directores educativos sean mujeres y que ellas representen el 57 % del total de docentes, ambos muy por debajo del promedio de los participantes.

También que un escaso 36 % de los líderes escolares haya completado un programa o curso en administración escolar para directores, en comparación la medida del 54 % de la OCDE.

Sobre la educación especial, en el país solo el 8 % de los maestros capacitados trabaja en clases que tienen al menos un 10 % alumnos con esas necesidades, cifra menor al promedio de TALIS del 27 %. Sin embargo, resalta que los docentes mexicanos dicen ser los más preparados para en este tipo de pedagogías en la región (72 %).

En términos de entornos de clase, si bien un 92 % los maestros piensan que las relaciones con sus alumnos son positivas, el 17 % de los directores reporta actos de acoso escolar.

CHILE Y LA NECESIDAD DE MENTORÍA PARA SUS MAESTROS

Los maestros chilenos tienen en promedio 41 años, mientras el 27 % de ellos son mayores de 50. Esto significa que, bajo recomendación de la OCDE, el país debe renovar aproximadamente uno de cada cuatro miembros de su fuerza laboral docente en los próximos 10 años.

En ese país el 50 % de los directores educativos son mujeres, en comparación con el 65 % de los docentes, cifras que se mantienen dentro del rango promedio del estudio.

Chile destacó en el documento frente a otros países por sus esfuerzos contra el acoso laboral o “bullying”, pues solo el 4 % de los líderes reportan actos regulares de este tipo entre sus escuelas, lo cual es inferior al nivel medio de la OCDE.

El organismo reveló que los maestros chilenos mostraron su inconformismo con los programas de mentoría para avanzar en sus carreras en los centros educativos, ya que solo el 7 % dice participar, en comparación con el 22 % del bloque analizado.

Si bien el 55 % de los maestros trabaja en clases con estudiantes con necesidades especiales, cifra que destaca en la región, los profesores piden más formación en ese aspecto.
ARGENTINA Y LA RENOVACIÓN DE SU FUERZA DOCENTE

Argentina cuenta con unos de los docentes de edad más avanzada en la región, con 44 años. Según la OCDE, el 36 % de los maestros tiene 50 años o más, por lo que recomendó al país renovar a cerca de tres de cada ocho miembros de su fuerza laboral docente.

El 61 % de los directores escolares argentinos son mujeres, en comparación con el 69 % de los docentes, lo que ubica al país por arriba del promedio de los demás analizados.

Bajo las mismas categorías, solo el 5 % de los líderes de colegios y escuelas informó de casos de intimidación entre sus estudiantes, muy por debajo del promedio de la OCDE (14 %).

Asimismo, los profesores argentinos parecen estar satisfechos con la capacitación que recibieron, ya que el 92 % señaló que tuvo un impacto positivo en su práctica docente, y con la relación con sus estudiantes, con la cifra más alta de América Latina (97 %).

Sin embargo, solo el 3 % de profesores trabaja en clases que necesitan profesionales calificados en educación especial. Esta cifra, según la OCDE, dista del promedio analizado del 27 %.

COLOMBIA NECESITA MÁS LÍDERES FORMADOS

Con 44 años, Colombia también registra una edad promedio alta entre sus educadores. De ellos, el 34 % supera los 50 años, por lo el organismo aconseja que uno de cada tres maestros debería ser reemplazado en el mediano plazo.

El reporte indica que en Colombia solo el 37 % de los directores de escuelas son mujeres y del total de docentes solo el 55 %.

El país, que ubica todas sus estadísticas muy cerca de la media de OCDE, destacó porque el 84 % de sus docentes recibió instrucción sobre el contenido de las materias, la pedagogía y la práctica en el aula en comparación con el resto de participantes de la TALIS (79 %).

Sin embargo, solo el 45 % de los líderes escolares ha completado un programa o curso de administración escolar, en comparación al promedio del 54 %, lo que necesita más desarrollo estatal y privado.

Los maestros en Colombia expresaron también una necesidad particularmente alta de capacitación en la enseñanza especial. En promedio, un escaso 9 % trabaja en clases de este tipo y el 68 % de los directores ve esta escasez de profesionales capacitados como un obstáculo en su labor educativa de calidad. Bogotá, 19 jun (EFE)