in

Juegue donde juegue

Por: Mauricio Correa

Mauricio Correa 1200x720 2 1

Con un esquema ultradefensivo y un sistema acorde los pocos recursos con los que cuenta el otrora “Ciclón bananero”, el Deportivo Independiente Medellín en su predio, no pudo vulnerar la valla defendida por Ramiro Sánchez y postergó de esa manera, su definitiva clasificación al octogonal final.

La intención del estratega escarlata de poner su nómina titular ante el colero del campeonato no era otra que definir de una vez por todas una clasificación que ha sido esquiva para el equipo en los últimos años y que para el presente, es el principal objetivo a cumplir como estoy seguro será una realidad.

Si bien se cuenta con una agenda apretada por la cantidad de juegos que se vienen en los próximos días y más por la ausencia de nuestro estadio por compromisos artísticos adquiridos con anterioridad por la administración de este escenario deportivo, el acompañamiento masivo de su poderosa hinchada indica que el “Rey de corazones” no estará solo en ningún lugar donde le toque jugar, lo cual será fundamental para lograr sus objetivos.

El claro ejemplo de ese acompañamiento se demostró precisamente frente al colero del campeonato, en un partido que no tenía motivación alguna tanto por el rival como por el mismo horario, puesto que se jugaba en una noche con condiciones atmosféricas nada favorables para el seguidor poderoso.

El solo hecho de haber asistido más de 20 mil personas a ver al “Equipo del Pueblo” en las condiciones descritas, es la ratificación de ese amor incondicional, único y especial que hace al hincha del Deportivo Independiente Medellín un seguidor diferente de cualquier otro en este país y esto es innegable en propios y extraños.

Criticar el empate ante el colero del campeonato por parte del ‘Decano’ es una ligereza y más cuando se contó de igual manera con un arbitraje permisivo en la pérdida deliberada de tiempo y con un equipo que poco o nada aportan al espectáculo futbolístico como lo es el Unión Magdalena. Les faltó a todos sino pegarse del travesaño para defender su arco. Si bien son formas de jugar y cada onceno lo hace de acuerdo con sus recursos, queda la sensación para el hincha poderoso que se buscó de todas las maneras, conseguir los tres puntos y con diferentes estrategias para alcanzarlos, infortunadamente no se pudo.

La fe está intacta y muchos ya se han subido al bus de Comesaña entre los que me incluyo y si bien no se que pueda pasar con el estratega escarlata en cuanto a resultados, ha demostrado y de qué manera, claridad en lo que puede o no dar con el equipo y eso ya es mucho decir en un técnico del fútbol profesional colombiano.

Sacar un buen resultado ante el Bucaramanga en el Alfonso López, hacer respetar nuestra localía ante el equipo del frente indiferente donde se juegue, hacernos reventar en el Jaraguay y cerrar ante el Deportivo Pasto, es nuestro objetivo para alcanzar el paso al octogonal final.

La Copa Betplay será el espacio o el momento para que los suplentes y canteranos tengan su oportunidad en demostrar el por que deben estar en el primer equipo. Jugarla sin presión y ojalá con la dirección del “Choto” Cortés y David González como técnicos titulares, sería una motivación para la poderosa hinchada de ver a dos de sus ídolos asumiendo un rol importante en nuestro equipo.

La motivación sigue intacta y por ello seguiremos acompañando masivamente y apoyando al “Rey de corazones” juegue donde juegue así sea en Copa, Liga o en un torneo internacional que nos ilusiona demasiado.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias