Investigación reveló la hipótesis más factible sobre lo que ocurrió con el vuelo MH370 de Malaysia Airlines

Un hombre escribe un mensaje en un mural durante un acto en recuerdo de las víctimas del vuelo MH370 de Malaysian Airlines
Archivo

Considerado como el mayor misterio de la historia de la aviación, la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo del 2014 continúa generando diferentes teorías sobre lo sucedido, por esto la revista ‘The Atlantic’ desarrolló una investigación propia que los llevó hasta la hipótesis más factible sobre lo ocurrido y cuestionando el accionar de las autoridades de Malasia.

El informe final de la investigación indicó que la aeronave fue desviada deliberadamente de su curso y voló durante más de 7 horas tras cortar toda comunicación, aunque no pudo determinarse la causa de la desaparición, algunos consideran que fue un secuestro o un ataque terrorista pero la respuesta sería más sencilla.

El avión partió a las 12:42 am desde el aeropuerto de Kuala Lumpur con dirección a Pekín, transportaba 239 pasajeros, el capitán era Zaharie Ahmad Shah de 53 años, un experimentado piloto, y su copiloto era Fariq Hamid quien se encontraba en su último vuelo de entrenamiento.

Tan solo 10 minutos después el capitán se despidió de la torre de control de Kuala Lumpur y se debía comunicar con el centro Ho Chi Minh de Vietnam, cuyo espacio aéreo se disponía a ingresar, pero dicha comunicación nunca se dio y la aeronave desapareció de los radares de Malasia.

En Vietnam notaron su desaparición pero lo reportaron con varios minutos de retraso a Kuala Lumpur y tras 5 horas iniciaron los operativos de búsqueda en la zona donde se creía había caído la aeronave.

Sin embargo tras desaparecer del radar el avión permaneció en vuelo por muchas horas más, se desvió completamente de su rumbo y por medio de un satélite geoestacionario con el cual la aeronave se contactó, lograron descifrar que este finalmente se dirigía hacia la Antártida el océano indico, cerca a Australia, cuando cayó al mar.

Pocos restos del avión fueron hallados en algunas costas de África pero ninguna evidencia concreta para descifrar el misterio.

Sin embargo la investigación de ‘The Atlantic’ reveló varios encubrimientos de investigaciones anteriores de las autoridades de Malasia sobre el capitán Zaharie, que apuntarían a que el suceso se trató de un suicidio y un asesinato masivo premeditado.

La revista conversó con amigos y conocidos del piloto, descubriendo que su esposa lo había dejado, era un solitario y tenía una relación con una mujer casada, además estaba obsesionado con dos modelos en las redes sociales, revelando según los investigadores que era probable que Zaharie sufriera de depresión.

Para lograr su cometido el capitán habría hecho una maniobra para ascender a los 12 mil metros, provocando una despresurización de la cabina y la caída de las máscaras de oxígeno, sin embargo estas solo están diseñadas para durar 15 minutos, tras esto los pasajeros habrían quedado inconscientes y habrían muerto.

La cabina si cuenta con máscaras de oxígeno diseñadas para durar horas, por lo que se cree que Zaharie se deshizo del copiloto del algún modo y desactivó el piloto automático para luego pilotear el avión durante horas hasta su caída.