Indígenas excluidos de la Cumbre en Panamá entregan un manifiesto a Evo Morales

Activistas y comunidades indígenas saludan al presidente de Bolivia, Evo Morales, el 10 de abril de 2015, en la Universidad de Panamá de la capital panameña, donde el mandatario participa en la Cumbre de los Pueblos, paralelo a la VII Cumbre de las Américas que se inaugura este viernes. EFE

El presidente de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONANIP), Carlos Mensua, entregó hoy al mandatario boliviano, Evo Morales, el manifiesto de la V Cumbre Abya Yala de pueblos indígenas que se ha celebrado en la capital panameña al margen de la VII Cumbre de las Américas.

Activistas y comunidades indígenas saludan al presidente de Bolivia, Evo Morales, el 10 de abril de 2015, en la Universidad de Panamá de la capital panameña, donde el mandatario participa en la Cumbre de los Pueblos, paralelo a la VII Cumbre de las Américas que se inaugura este viernes. EFE
Activistas y comunidades indígenas saludan al presidente de Bolivia, Evo Morales, el 10 de abril de 2015, en la Universidad de Panamá de la capital panameña, donde el mandatario participa en la Cumbre de los Pueblos, paralelo a la VII Cumbre de las Américas que se inaugura este viernes. EFE

Mensua explicó que «es una gran ganancia que por lo menos hayamos podido entregarlas a un presidente», aunque hubieran querido «darle lectura dentro de la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, pero que han discriminado a los pueblos indígenas».

La resolución, indicó el indígena panameño, refleja los acuerdos a los que han llegado pueblos originarios «de Canadá y Estados Unidos, de Mesoaamérica y del Sur hasta la Patagonia».
Los pueblos indígenas aseguran que siguen siendo discriminados y que «el hecho de ser excluidos como foro oficial es un hecho de discriminación».

Entre las resoluciones adoptadas por los pueblos originarios está el establecimiento de una hoja de ruta para constituir un tratado para unificar a todos los pueblos indígenas» de América.

Después de entregar las resoluciones a Morales, Mensua pudo proveerlas, en un hotel aledaño al centro de convenciones donde se celebra la Cumbre de las Américas y con copias para todos los 35 países participantes en esa reunión de jefes de Estado, al ministro de Desarrollo Social de Panamá, Alcibíades Vásquez.

Medio centenar de indígenas, que participaron en la V Cumbre Abya Yala, se manifestaron ayer en Panamá porque se sienten «apartados» y «olvidados» por la agenda oficial de la VII Cumbre de las Américas.

Los indígenas marcharon por las calles de la capital panameña y exigieron entregarle su manifiesto con propuestas al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

«Lamentamos que Juan Carlos Varela y la canciller (de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado) hayan sacado del foro oficial a la Cumbre de los Pueblos Indígenas. Nos sentimos agredidos porque es una discriminación contra nosotros», dijo en la marcha el portavoz de la V Cumbre Abya Yala, William Barrigón.

Los manifestantes lamentaron ayer también que Morales no acudiera a la cita con los pueblos originarios y sí participara en la «alternativa» Cumbre de los Pueblos, donde dio una conferencia magistral, se reunió con otro grupo de indígenas y jugó un partido de fútbol.

La Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONANIP), organizadora del evento, rechazó participar en la Cumbre de los Pueblos, formada en su mayor parte por sindicalistas y con un claro «acento antiimperialista».

«La Cumbre de los Pueblos es una tendencia de izquierdas, ellos no piensan como indígenas, los pueblos originarios no somos ni de izquierdas ni de derechas, solo defendemos nuestro territorio que es la Madre Tierra», añadió Barrigón.

Los manifestantes realizaron bailes, rezos y cantos aborígenes y denunciaron, entre otras cosas, los «megaproyectos» que los gobiernos latinoamericanos llevan a cabo en sus tierras.

«Nosotros queremos la solidaridad de los presidentes de todos los países para que escuchen nuestras solicitudes. Nosotros somos el pueblo de América», afirmó la cacique regional de la comarca Ngäbe Buglé, en el este de Panamá, Clementina Pérez.

Cerca de 400 indígenas de todo el continente se reunieron durante jueves y viernes en su propia cumbre, al sentirse excluidos de la oficial.

En América hay 55 millones de indígenas, lo que representa el 5 % de la población del continente. De ellos, un 15 % viven en extrema pobreza, según datos de distintos organismos internacionales. Panamá, 11 abr (EFE)

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram