Impunidad en los asesinatos de periodistas en Colombia roza el 80 %, dice la FLIP

FLIP
Varios periodistas realizan el cubrimiento del Paro Nacional el 12 de mayo de 2021, en la Plaza de Bolívar, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Bogotá, 2 nov (EFE).- La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) recordó este martes que en Colombia la impunidad en casos de asesinatos de periodistas alcanza el 78,8 %, lo que ahonda el contexto de violencia contra la prensa.

En el Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, la FLIP denunció el «ambiente de impunidad de estos crímenes en Colombia», que alcanza el 98 % cuando se trata en casos no resueltos de amenazas contra periodistas.

En los últimos cinco años han sido asesinados ocho periodistas en Colombia, mientras que en 2011 y 2015 asesinaron a siete, lo que muestra una tendencia contraria a la disminución del 20 % en el número de asesinatos a periodistas en el mundo entre 2016 y 2020.

«Esto evidencia la violencia contra la prensa y la persistencia de los homicidios como la forma más severa de silenciamiento», aseguró la FLIP en un comunicado.

Lea también
Se sintió en Antioquia, fuerte sismo en Colombia

En el 78,8 % de los 163 crímenes de periodistas cometidos en Colombia entre 1938 y 2021 no se ha obtenido ninguna condena y solo en una ocasión ha habido «justicia plena», lamentó la FLIP, que considera que esta impunidad «genera un ambiente de permisividad».

El asesinato más reciente fue el del periodista Marcos Montalvo, perpetrado en Tuluá (suroeste) el 19 de septiembre, un homicidio que, según denunció la FLIP, fue motivado por su trabajo.

Por otro lado, «las amenazas han ido en aumento hasta consolidarse como la agresión más recurrente contra periodistas», manifestó la FLIP, que contabilizó 152 amenazas contra profesionales en 2020 y 132 en lo que va del año.

Lea también
¡Muy triste! Bebé de añito y medio murió luego de sufrir graves quemaduras con aguapanela

En materia de prensa, Colombia recibió una buena noticia en las últimas semanas con la condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) al Estado por la desprotección de la actual subeditora de El Tiempo, Jineth Bedoya, que fue secuestrada y abusada por paramilitares en una cárcel bogotana en 2000, después de denunciar repetidamente haber recibido amenazas.

Esto es «una nueva oportunidad» para que el Estado «avance en la dirección correcta para formular una política integral de prevención, protección y procuración de justicia en los crímenes contra la prensa», dijo la Federación.

«El Estado debe cumplir la deuda histórica en la lucha contra la impunidad de los crímenes contra los y las periodistas», aseveró la FLIP.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram