in

La importancia de los próximos partidos para recuperar la confianza

Por: Mauricio Correa

mauricio correa la oveja roja

El triunfo obligado del Deportivo Independiente Medellín sobre el Metropolitanos de Venezuela en la tercera fecha de la Copa Libertadores de América no solo ha dejado cierta tranquilidad en la poderosa hinchada, sino que también ha abierto la posibilidad de avanzar a la siguiente fase de este importante torneo internacional.

Sería un error minimizar el triunfo del ‘Decano’, especialmente por el excelente desempeño futbolístico de algunos de sus jugadores y por la seriedad con la que asumieron este compromiso ante una afición que todavía siente cierta molestia por la forma en que se perdió el clásico frente al Atlético Nacional.

El siguiente paso para “El rey de corazones” es doblegar al Deportivo Pereira en el Ramírez Villegas correspondiente a la fecha 18 de la Liga Betplay del fútbol profesional colombiano. Si obtiene un empate o una derrota ante los dirigidos por Alejandro Restrepo, el equipo estará en aprietos no solo con su afición, sino también en la tabla de posiciones para ingresar al selecto grupo de los ocho mejores del campeonato. Por lo cual tendría la obligación de ganar sus próximos encuentros en casa frente al blanco de Manizales, el Deportivo Pasto y el Unión Magdalena.

Lea también  La 43A un reto gigante

El Deportivo Independiente Medellín ha demostrado ser un equipo con altibajos, un día puede deslumbrar con buen juego y resultados favorables. Mientras que otros días puede tener un desempeño insuficiente tal como lo han evidenciado algunos partidos que se han disputado en lo que va del año, algo que preocupa a su poderosa hinchada.
Independientemente de que se tenga o no confianza en el trabajo que está realizando David González, lo más importante en este momento es entender que la actual dirigencia lo mantendrá al frente del equipo al menos hasta mitad de año, sin importar los resultados obtenidos. Su continuidad quedaría en duda si no logra los objetivos propuestos.

Lea también  El embeleco del ¨Clan del Golfo¨.

El ’Rockero’ no necesita que nadie lo respalde como director técnico del Deportivo Independiente Medellín. Él es consciente de que si no logra llevar al equipo a estar entre los ocho, pelear de nuevo el campeonato y no avanzar en la Libertadores, es para dar un paso al costado. Ha entendido que esto es de resultados y más ante una exigente hinchada que ya empieza a verlo con desconfianza.

Si el ‘Medallo’ logra superar a los “Matecañas” en su predio y hace lo mismo con el Nacional de Uruguay en la Copa Libertadores en casa, podrá generar de nuevo la confianza hacia un técnico quien ha perdido la credibilidad ante cierto sector de la poderosa hinchada debido a los altibajos del equipo.

Aquí más Columnas de Opinión

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias