Hacia la realización de tus sueños

Por: 'Papá' Jaime

Lo más importante de un sueño, no es conseguirlo, sino disfrutar cada paso que se da en su consecución.

Hay personas que pueden no tener claridad de sus sueños, bien sea porque ellos se han quedado en el pasado y ahora ni siquiera los recuerdan, porque sientes que no tienes grandes pasiones o simplemente porque nunca se han tomado el tiempo para imaginar y crear. También existen personas que tienen certeza de lo que les gusta y de las pasiones que los mueven y tienen claridad en sus sueños, pero no han sabido como lograrlos y han fallado a pesar de todos sus esfuerzos.

Lo único real en todo esto, es que puedes tener muchas ideas, tener ganas de realizar un emprendimiento espectacular, soñarlo, imaginarlo, pero si no tienes un plan de acción claro y concreto con un paso a paso en lo que debes hacer para lograr esa meta, ese gran sueño, ese gran emprendimiento que quieres realizar, se puede convertir en tu peor pesadilla, te puede llevar a la frustración y a la depresión.

Sin importer cúal sea tu situación en particular, te voy a dar una guía sencilla para que puedas comenzar a crear tu plan de acción y así llenes tu vida de alegría y pasión a través de tus sueños, dejándolos fluir libremente, sin convertirte en esclavo de ellos y disfrutando el proceso mientras los consigues.

  1. Cierra los ojos e imagina todo aquello que te apasiona, te gusta y amas hacer y  no has hecho hasta ahora. Aquel emprendimiento con el que sueñas (con eso construirás tus sueños)
  2. Haz una lista con todo lo que se te ocurre.
  3. Clasifica esa lista en sueños espirituales (como conseguir tu paz interior, como ser mejor persona, como relacionarte mejor con los demás, etc), sociales (a quien vas a ayudar, a quien vas a impactar y le vas a dar una mano) y materiales (todo lo que quieres tener de cosas materiales y lo que debes estudiar o hacer para conseguirlo. Acá está toda la parte de estudios profesionales).
  4. Dibuja en un papel con los ojos tapados y con la mano contraria a la que escribes todos tus sueños y júntalos en un mismo dibujo, hasta que te quede fácil de visualizar.
  5. Destápate los ojos y observa detalladamente lo que dibujaste. Ahora con la mano que escribes, dibuja nuevamente tu sueño, dale color y púlelo.
  6. Cierra los ojos y lleva esa imagen al entrecejo. Trata de ver todos los detalles que hay en el dibujo y cuando abras los ojos, compara lo que visualizaste con lo que habías dibujado.
  7. Coloca ese dibujo en un sitio donde lo puedas ver todos los días.
  8. Define que acciones específicas a corto plazo vas a realizar para comenzar a conseguir tu sueño.
  9. Desde este momento, decreta y cuenta tu sueño a todo el que puedas.
  10. Ten fe en Dios, en ti y en tu proyecto de vida.
  11. Concentra toda tu energía en lo que quieres lograr materializar, no en las cosas negativas, obstáculos o pérdidas que tienes en este momento.
  12. Suelta tu sueño, no te aferres a él, y disfruta cada paso que das mientras lo consigues.
  13. Recuerda que siempre habrá subidas y caídas, lo importante es que te vuelvas a levantar y con fe, pasión y amor continúes en este bello camino de la vida, disfrutando de las cosas buenas y aprendiendo de las que consideras malas.
Lea también
¿Cómo crecer con tanta informalidad?

Y recuerda siempre que un sueño sin acción se convierte en tu gran pesadilla.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram