in

Gobierno Petro: Sin Control

Por: Sebastián López Valencia

Sebastian Lopez Valencia 1000x600 1

La eliminación de la Procuraduría General de la Nación se suma a la larga lista de anuncios previos a la posesión del presidente Petro que generan gran incertidumbre al interior del país y especialmente a la comunidad internacional.

Esta oleada de anuncios ha generado una devaluación histórica del peso Colombiano que sobrepasa los $4.500 pesos,
siendo hoy la segunda moneda más devaluada del mundo frente al dólar. De igual manera, Ecopetrol la empresa más
importante de Colombia, también ha sufrido una estrepitosa caída en sus acciones a causa de los recientes anuncios del futuro presidente.

La inconveniencia de dicha propuesta radica en varios puntos. Desde el punto de vista formal, la eliminación de la
Procuraduría implica una reforma a la constitución política y una readecuación sustancial de todo el engranaje
establecido para tener un adecuado sistema de pesos y contrapesos, el cual es la base de nuestro Estado Social de
Derecho.

Lea también
La estructura de un cambio real

Desde el punto de vista material, significa la eliminación de las funciones de control disciplinario a los funcionarios públicos, el cual quedaría a merced de las oficinas de control interno de las entidades, las cuales en la práctica carecen de un control efectivo sobre las actuaciones disciplinables de los servidores públicos, dada su alto contenido político resultan fácilmente manejables y persuasibles, generando así altos índices de impunidad.

Por otra parte, la propuesta implica la asunción por parte de la Fiscalía General de la Nación de las funciones
jurisdiccionales, hecho que generará un colapso de dicha entidad, teniendo en cuenta la excesiva carga con la que hoy cuenta con ocasión del sistema penal acusatorio y que se evidencia en los altos índices de impunidad, la lentitud de los procesos y las preclusiones por vencimiento de términos.

Lea también
Jugar a no perder la clasificación

Así las cosas, la eliminación de la Procuraduría General de la Nación parece más una venganza personal por la sanción de inhabilidad impuesta años atrás, o un salvavidas a Daniel Quintero su ficha política en Medellín, quien hoy está siendo investigado por participación en política.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias