in

La historia del ginecólogo que inseminó a más de 50 pacientes con su esperma

Ginecologo
El doctor Donald Cline/ Policía Marion County, IND. (.)

La perturbadora historia sobre un reconocido ginecólogo en Estados Unidos se dio a conocer tras uno de los últimos estrenos de Netflix. El caso del doctor Donald Cline es rigurosamente auténtico. Así la narra ‘Nuestro Padre’, el documental sobre su historia.

Durante décadas, este médico especialista en fertilidad usó su propio esperma para inseminar a más de cincuenta mujeres. Mujeres a las que no se había informado al respecto, y que descubrieron casi por casualidad que sus hijos (cerca de 90 en total) eran hermanos de padre.

También le puede interesar…

Tras jugar de esta manera con la confianza de sus pacientes, Cline apenas tuvo problemas legales: según las leyes del estado de Indiana, sus actos no podían ser calificados de violación. Y, aparte de los tests de ADN a su descendencia, no había pruebas de sus manejos.

Lea también
Las alpargatas, un calzado humilde que ahora visten reinas y grandes artistas

Sobre las motivaciones de Cline, poco se sabe: podrían deberse a su megalomanía o a la falta de varones que facilitaran su material genético. No faltan tampoco quienes las vinculan con Quiverfull, un movimiento fundamentalista cristiano que anima a sus miembros (siempre blancos y de clase alta) a procrear lo más posible.

El ginecólogo que inseminó a más de 50 mujeres sin autorización.

De esta manera, el doctor Cline solo se enfrentó a una multa de 500 dólares, a la retirada de su colegiatura como médico (la cual era totalmente ociosa, puesto que ya se había jubilado) y a un año de libertad bajo palabra. Hoy en día sigue viviendo en Indianápolis, cerca de los domicilios de muchas de las familias a las que defraudó.

Lea también
Jessi Uribe no cantó porque se embarraba los zapatos. Son unos faltones: alcalde San Antonio

Según explica Lucie Jourdan, directora de ‘Nuestro Padre’, el médico hizo todo lo posible por obstaculizar la producción del documental. Durante un encuentro con ella, Cline resumió su visión de este caso espeluznante en pocas palabras: «El mundo no necesita saberlo».

Para leer más noticias, clic aquí.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias