'La Oveja Roja de la Familia'

Ganó el Medellín

Por Mauricio Correa

Luego de seis fechas en el presente torneo, el Deportivo Independiente Medellín logró ante un regular Águilas Doradas de Rionegro su primer triunfo del 2019.

La victoria del “Rey de corazones” de visitante en el Alberto Grisales, ha dividido a la poderosa hinchada en incrédulos, optimistas y pesimistas, quienes empiezan hacer las cuentas necesarias para calcular con lo mostrado hasta ahora por los dirigidos de Octavio Zambrano, si da para estar entre los ocho del cuadrangular final.

Sin contar el partido aplazado frente al Atlético Nacional, al “Decano” le faltarían seis partidos de local y siete de visitante con los cuales el optimista seguidor vería claras opciones de clasificar con los puntos que lleva hasta el momento.

El asunto es que el Medellín no se puede dar el lujo de ceder más puntos en casa especialmente con equipos que en el papel se pensaría que son ganables por lo mostrado hasta ahora en el presente torneo como lo son: Santa Fe, Envigado, Once Caldas, Bucaramanga, Huila y Jaguares.

Encontramos ahora al incrédulo seguidor que ha visto como su equipo no ha podido ganar de local y se han dejado de sumar puntos importantes que han impedido que el “Rojo de la Montaña” se encuentre mejor ubicado en la tabla de posiciones.

Pasamos ahora al pesimista quien indica que con la nómina que se tiene exceptuando a unos tres o cuatro entre los que se destaca Leonardo Castro y Germán Ezequiel Cano, no hay jugadores especialmente en la defensa, que den las garantías necesarias para llegar lejos en el presente torneo.

Los mismos aducen que el Medellín cuenta en el presente torneo con el otro Zambrano, aquel que no ha podido encontrar un equipo y una estructura táctica como la del año anterior donde se fue protagonista. Los continuos errores y la rotación de algunos jugadores especialmente en el medio campo, ha sido quizás la causa por la cual no se den los resultados esperados.

Tengan la razón los unos o los otros la noticia ahora es que el Deportivo Independiente Medellín ganó después de seis fechas. Sin el ánimo de entrar en detalles si lo hizo bien o mal o frente a un rival sin peso futbolístico, eran necesarios los tres puntos, no solo para subir el ánimo a la poderosa hinchada sino a los mismos jugadores que veían como partido tras partido se salía de la cancha sin triunfo alguno.

Solo esperamos que para el próximo triunfo del Medellín, el suceso no se convierta en noticia sino en un hecho cotidiano, aquel que se merece la hinchada más poderosa del país de ver a su equipo ocupar los primeros lugares.

@emecorrea



Opinión