in

Fico presidente

Por: Nicolás Pérez

Nicolas Perez 1200x720 1

Estamos a poco más de un mes de unas elecciones presidenciales que pueden marcar un punto de no retorno para Colombia. Quizás como nunca antes en nuestra historia la estabilidad institucional y económica del País está en riesgo y solamente un hombre se avizora en el horizonte con el liderazgo, la determinación, la fortaleza y la opción para salvar a la Nación del populismo que ha repartido miseria por la región: Fico Gutiérrez.

Digo esto porque el panorama es realmente preocupante. Por más diferencias que tuvieran en el pasado los aspirantes a la Casa de Nariño, nunca habíamos afrontado una candidatura que amenace de manera tan directa con apropiarse del ahorro pensional de los trabajadores, afectar la independencia del Banco de la República para intentar financiar el presupuesto con emisión de moneda, subir a tal punto los impuestos que ahuyenten la inversión y pasen a ser de carácter expropiatorio y reviva el desastre burocrático del seguro social a nivel territorial, entre otros puntos.

Sí, Gustavo Petro es un peligro para Colombia. Esa es una realidad que no podemos disfrazar y que requiere de un contrapeso muy sólido y pragmático para poderlo confrontar. Lo que está en juego es la libertad de 50 millones de personas y como tal no podemos correr el riesgo de experimentar.

Por eso, para derrotar sus propuestas radicales, necesitamos de una persona que sea capaz de unificar a la sociedad en torno a la defensa de las libertades más básicas. Alguien que no pose con falsas superioridades que hagan imposible la construcción de acuerdos y que tenga una disposición sincera de diálogo con todos los sectores.

Lea también  La alegría del abuelo por la final del Medellín

Un líder que comprenda la responsabilidad que carga sobre sus hombros el Presidente de la República y, sobre todo, que tenga un recorrido sin tachas en el sector público. Gobernar una Nación como Colombia es una labor sumamente complicada, razón por la cual la experiencia juega un rol determinante. Hay que conocer las regiones, los problemas estructurales del Estado y las dinámicas propias de la política para poder sacar adelante, con éxito, las propuestas que se le plantean a los electores.

Y en estos momentos, de la baraja de candidatos que actualmente compiten por el solio de Bolívar, el único que cumple con esas condiciones es Fico. Su paso por el Concejo y la Alcaldía de Medellín le brinda conocimiento sobre el manejo del Estado y las encuestas lo proyectan como la candidatura con mayores probabilidades de ganarle a Petro, lo cual no es difícil de entender.

Además, Fico entiende que en Colombia tenemos que aprender a construir sobre lo construido y este es quizás el punto más importante de su programa de gobierno. Nada sacamos borrando lo hecho con anterioridad y arrancando desde cero cada cuatro años. Lo que sirve debe quedarse y aquello que no funciona se tiene que cambiar.

Más aún cuando las prioridades del País son muy claras: tenemos que reducir la pobreza del 42.5% al 34.2%, disminuir el endeudamiento y el déficit fiscal para recuperar el grado de inversión a mediano plazo, mantener la senda positiva de crecimiento económico y de inversión extranjera directa que ha sido posible gracias a los incentivos a la inversión que establecimos en 2018 y 2019 y llevar la tasa de desempleo a un dígito. Aspectos que requieren de conocimiento técnico y compromiso político para llevarlos a cabo.

Lea también  Elegía al segundón

Y eso sí, si algo quedó demostrado durante su Alcaldía, y que esperamos se repita al mando del Gobierno Nacional, fue el combate frontal a la delincuencia. La situación de seguridad en varias zonas del País es bastante complicada, razón por la que necesitamos de un Presidente que enfrente sin titubeos a las estructuras criminales y le devuelva la tranquilidad a los colombianos en las ciudades y el campo.

Por ello, no dudo en darle mi apoyo a Fico en estas elecciones. En la consulta del Equipo por Colombia voté por él al igual que lo haré nuevamente. En sus manos está la única opción viable que tenemos para derrotar al populismo, proteger nuestra institucionalidad y encaminar a Colombia hacia una senda de crecimiento que se traduzca en prosperidad social para todos.

Como antioqueño puedo dar fe de su compromiso al frente de la Alcaldía y como colombiano anhelo que asuma con firmeza las riendas de la Patria.

Fico Presidente.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias