Está comprobado: los humanos quieren más a los perros que a las personas

perros_mascotas
Archivo. Cortesía vice.com
perros_mascotas
Archivo. Cortesía vice.com

Estudios recientes concluyeron que los humanos quieren más a los perros que a los seres de su propia especie. Además, indicaron que las personas sienten más empatía por los perros que enfrentan alguna dificultad que con las personas en problemas.

Así lo comprobó la organización Harrison’s Fund, un centro de caridad de carácter médico, que realizó un experimento con perros y personas. Como lo reportó The Independent, lo que hizo la fundación fue averiguar si era más fácil para la gente donar dinero para perros que para humanos en dificultades.

Y la respuesta fue: los perros.

Los investigadores imprimieron dos anuncios en los que publicaron la siguiente pregunta: ¿Daría cinco euros para salvar a Harrison de una lenta y dolorosa muerte?

La diferencia entre ambos materiales era que uno tenía la foto de un niño y la otra la foto de un perro. Fue esta última la campaña que más dinero recibió.

De acuerdo con el medio británico, la idea difundida por el estudio de la fundación apoya otro estudio sobre la empatía, que concluye que las personas se molestan más con las historias de los perros maltratados que con las noticias sobre humanos violentados.

Dicha investigación, realizada por profesores y estudiantes de la Universidad Northeastern de Boston, le entregó a 240 participantes cuatro reportes de prensa falsos que describían un ataque con un bate de baseball por un asaltante desconocido.

La diferencia de los casos es que las víctimas eran distintas. En una, se trataba de un niño de un años, en otra de un adulto de 30 años, en otra de un cachorro y en otra de un perro adulto.

Los participantes, que tuvieron que describir su emociones ante cada caso, demostraron más empatía con el cachorro, el perro y el bebé que con el humano adulto.

Demostraron una molestia “significativamente menor” con el caso en el que el hombre de 30 años fue golpeado”, indicó el reporte de la investigación.

“Los participantes no ven a sus perros como mascotas sino como bebés de su familia”, indicó el reporte, citado por The Independent.