Síguenos

Opinión

Enemigos declarados, ‘Recovecos de la Política Parroquial’. Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Publicado

el

Juan Carlos Hurtado app

Es la primera vez que el gobernador Fajardo y un alcalde se sacan los trapitos al sol y se confiesan que no son capaces de dialogar, que no se entienden y que no se entenderán. Así en un pasado reciente hubieren trabajado campaña juntos, como los mejores amigos.

Juan Carlos Hurtado

Juan Carlos Hurtado

El sábado 26 de julio el gobernador Fajardo estaba tranquilo durante un evento en Tutucán (Rionegro) con jóvenes del programa de becas, pero de repente llegó el alcalde de la población, Hernán Ospina Sepúlveda y el ambiente se tornó tenso, porque el mandatario no había sido convocado.

Ante la situación, el Gobernador invitó al mandatario a la mesa principal, pero éste negó rotundamente. Acto seguido Fajardo intervino y señaló que es muy difícil tener una buena relación con un alcalde que cierra los espacios de sana discusión, y con quien no se puede trabajar.

Fajardo explicó durante 5 minutos que ha sido imposible tener una buena relación con Ospina Sepúlveda, porque no contesta el teléfono, nunca va a la Gobernación, tampoco a las reuniones con los alcaldes de la zona, y ha puesto toda clase de barreras para trabajar de manera conjunta.

Indicó que tiene un profundo aprecio por los habitantes de Rionegro, pero insistió que con el Alcalde definitivamente no puede.

Ospina Sepúlveda no aguantó el llamado de atención. Tomó el micrófono y se regó haciendo uso de una sinceridad provincial con gran desparpajo.

Vociferó que el Gobernador no escucha, que es intransigente, que no hay forma de trabajar con él. Que sus funcionarios son arrogantes y egocéntricos. Que el único secretario de la Gobernación que es cordial, es el de Gobierno, Santiago Londoño. Mejor dicho, sacó el taco que tenía en la garganta para despacharse contra el Gobernador. Y hasta aseveró que al mandatario tiene exceso de vanidad y gula.

Cuando terminó su retahíla, Fajardo tomó nuevamente la vocería. Y con tono de rabia contenida, dijo que no se iba a dejar provocar, que quisiera responder los agravios, pero no era capaz por respeto a los presentes. Y recalcaba: “quiero responder, pero mejor me aguanto. Quiero responder, pero por respeto mejor no. No puedo caer en el discurso y los ataques de la vulgaridad. En estas discusiones se conocen las personas y no pienso llegar a ese terreno”.

Su rostro denotaba ira. Rabia, y hasta impotencia, porque el alcalde Ospina Sepúlveda empañó el ambiente que había durante el evento de becas.

Ningún alcalde le había hablado antes así al Gobernador. Lo raro es que ambos hicieron campaña en 2011. Ospina Sepúlveda, aunque ha sido liberal, fue avalado por la ASI, y Fajardo lo hizo por el Partido Verde. Caminaron juntos algunas regiones del oriente y parecían estar sintonizados.

Sin embargo, una vez asumieron, la amistad sufrió un fuerte deterioro. Por ejemplo, en 2012, el alcalde no quiso presentar el proyecto de parque educativo, y en 2013 lo hizo, pero mal elaborado. Por eso Rionegro no cuenta con esa obra.

También se dice que el Alcalde no ha presentado suficientes proyectos ante la Gobernación en materia de vías. De ahí que las obras de movilidad en San Antonio de Pereira las tendrá que hacer el Municipio. Al igual que obras complementarias del túnel de oriente.

La Asamblea aprobó recientemente vigencias futuras a fin de que la Gobernación ejecute obras en Rionegro, pero una fuente asegura que el Alcalde ha prestado poca atención al tema.

Otra especulación es que Ospina Sepúlveda habría incidido para que Andrés Fajardo, hermano del Gobernador, no continuara proyectos urbanísticos en la zona por los escándalos denunciados en Medellín sobre el tema.

Esta discusión pasará a la historia como el alcalde que les cantó la tabla al Gobernador, y el Gobernador que no fue capaz de ocultar su rabia, así no haya entrado al terreno del agravio verbal. De la vulgaridad, como dice.

Recovecos Cortos

-El ex congresista Ramón Elejalde Arbeláez dijo que es una lástima que desde 2009 no se hagan encuentros liberales para la escogencia de directorios regionales y municipales. Sostuvo que falta democracia y urgen espacios de concertación sobre las personas que liderarán la colectividad en distintas poblaciones. Cuestionó también que Simón Gaviria asumirá un Ministerio y dejará en interinidad la presidencia Nacional del Partido.

“El partido Liberal no elige sus directorios distritales, departamentales y municipales en forma democrática, es decir mediante el voto de sus militantes, desde el año 2009 y la mayoría de sus cuadros directivos en regiones y localidades están desarticulados o sencillamente reorganizados mediante resoluciones de las Directiva nacional, esas sí ratificadas democráticamente en la convención de Cartagena de diciembre de 2013”.

-No sabemos por qué tanta algarabía nacional con el periodista Hóllman Morris, gerente de Canal Capital, quien no renovó el contrato del colega antioqueño Mauricio Arroyabe, si para nadie es un secreto que los canales públicos se manejan con alto componente de política.

Los periodistas no pueden ser independientes en los canales públicos, y la molestia de Morris con Arroyave fue porque invitaba al programa, el Café de la Mañana, a personajes opositores de Petro. Eso pasa en todos los canales públicos del país, no nos hagamos los pendejos.

-Carlos Alberto Molina, gerente de Terminales de Transporte, nos dijo que no renuncia en octubre, porque él no es elegible, sino nombrable. La última vez que se hizo contar electoralmente fue como diputado. De ahí en adelante ha ocupado cargos en Corantioquia, y desde hace algún tiempo como gerente de Terminales.

-Héctor Jaime Garro es diputado. Su plan A, es aspirar a la Gobernación; B, aspirar al Concejo, C, ser nombrado en un cargo, D realizar un doctorado, y F, felicidad. Ahí sí quedamos fritos porque supuestamente todos los planes deberían incluir ese estado de ánimo.

-Un líder político nos dijo que estar en las comisiones primeras constitucionales del Congreso, sirve para tirar farándula en materia de discusiones nacionales, pero no para conseguir recursos hacia las regiones como sí lo pueden hacer desde las comisiones de asuntos económicos.

-El concejal Santiago Martínez Mendoza fue nombrado nuevamente coordinador de ponentes para determinar el futuro de las acciones que tiene EPM en Isagén. Si la concejala Aura Marleny Arcila Giraldo vuelve a decir que tiene dudas, se cae todo con seguridad, porque es una mujer que sabe de lo que habla, cuando habla.

-El jueves 21 de agosto a las 5 de la tarde estaremos realizando un conversatorio sobre régimen de transición pensional. Lo dictarán abogados expertos en la materia. La entrada es libre. Inscríbase en la línea única 444-53-14.

-Durante la radicación del POT en el Concejo de Medellín, el alcalde Aníbal Gaviria Correa sostuvo que la pobreza extrema en Medellín redujo un 63%, la desigualdad disminuyó 3 veces más que en la Nación, y el desempleo tuvo el trimestre más bajo, con la generación de 111 mil nuevos trabajos. Aseguró que esos datos los arrojó el Dane.

Las preguntas que nos hacemos son: ¿Quién controvierte en la ciudad esas cifras? ¿Hay veedurías serias en Medellín que puedan decir lo contrario?

-El colega Luis Fernando Ramírez anda misterioso para decir que Carlos Andrés Trujillo será candidato a la Gobernación y renunciaría en octubre a la Alcaldía de Itagüí. Eso no es un secreto. La pregunta es qué papel jugaría Carlos Mario Montoya Serna, y si sería cierto que aspiraría a la Alcaldía de Medellín.

-Nicolás Duque Ossa no quedó tan lejos de la bancada de la U. Está entre los concejales Ramón Emilio Acevedo y Álvaro Múnera Builes. Eso sí, anda callado en las sesiones, puede hablar, pero no votar.

-Luis Fernando Muñoz Ramírez ha dicho que sería candidato a la alcaldía de Medellín por el POLO. Es médico, aspiró en 2011 y fue capaz de decirle a Uribe en alguna ocasión que era un mentirosito. @granciudad710

Publicidad