El Valle de Aburrá, una metrópoli que avanza en inteligencia

El Valle de Aburrá

Desde el plan de gestión Futuro Sostenible, trazó un horizonte con el propósito de construir una metrópoli inteligente, donde las acciones para el desarrollo sostenible favorezcan a todos los habitantes.

Todo aquello que redunde en el bienestar de las personas y busque mejorar la calidad de vida de la población, a través de estrategias tecnológicas, de la innovación y la creatividad, hará de los grandes centros urbanos del presente y del futuro, Ciudades Inteligentes, o Smart Cities, como son llamadas.

El Valle de Aburrá

El Valle de Aburrá no es ajeno a este gran reto. Por sus condiciones geográficas, su diversidad ambiental, social, cultural, económica, y su capacidad de integración, este conglomerado de municipios, tiene un gran potencial para convertirse en una metrópoli inteligente.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá trazó un horizonte desde el plan de gestión Futuro Sostenible, con el propósito de construir una región a la altura de las posibilidades que ofrece la Cuarta Revolución Industrial (CRI).

De acuerdo con el director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, “nuestro plan de gestión Futuro Sostenible 2020-2023 se ha enfocado en las ciudades inteligentes con el objetivo de que el Valle de Aburrá y los diez municipios que lo integran, avancen en consolidar un desarrollo focalizado en el uso de las tecnologías, la información y las comunicaciones, para ofrecer una mejor calidad de vida a sus habitantes”.

El Valle de Aburrá

Vivir en la ciudad

De acuerdo con Naciones Unidas, las zonas urbanas ya albergan el 55% de la población mundial, y se prevé que esa cifra aumentará al 68% para 2050. Es decir, cerca de 6.800 millones de personas habitarán los grandes centros urbanos. Lo que exigirá nueva y mayor infraestructura y servicios.

Lea también
Mandaron a la cárcel a sujeto que habría asesinado a un venezolano en el centro de Medellín

La llegada de más personas a las ciudades impondrá a los gobernantes diseñar estrategias de gobernabilidad, políticas públicas, que apunten a promover la competitividad de sus ciudades y ante todo de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, garantizando los derechos fundamentales de la población, en igualdad de condiciones y con equidad. Un propósito, que la crisis del Coronavirus evidenció y que hoy se suma a garantizar el derecho a la conectividad, acceso y apropiación de las TICs, para toda la población.

Las ciudades del futuro serán inteligentes, en tanto puedan poner la tecnología al servicio del ser humano, y hacerle la vida más fácil, mediante la inteligencia artificial, el internet de las cosas, y todos aquellos elementos transformadores. “Cuando hablamos de ciudades inteligentes aludimos a la tecnología, pero de igual manera nos referimos a la toma de decisiones responsables, que tenga en cuenta las dinámicas territoriales”, advierte Palacio Cardona.

No solo se trata de cámaras de seguridad, de luces led, de drones, de tarjetas con chip, de sistemas de transporte integrado, de monitoreo, de conectividad vial, también se requiere de información ciudadana y conexiones tanto ecológicas como económicas. En el municipio de Caldas, ya existen plataformas que muestran en tiempo real la ejecución del Plan de Desarrollo de esta localidad. Lo que se suma a zonas de estacionamiento, reguladas inteligentes, “con estas y otras estrategias, le apostamos a construir en conjunto con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, una región metropolitana inteligente”, destacó el mandatario Mauricio Cano, en el I Foro Metropolitano de Ciudades Inteligentes.

El Valle de Aburrá

Se requieren centros urbanos capaces de utilizar la tecnología para crear mejor infraestructura de salud, educación, deporte, vivienda y una adecuada información para los ciudadanos sobre la ejecución de los recursos públicos. Propender por la movilidad sostenible, el transporte público, promover el ahorro energético, la separación de residuos sólidos, hacen parte de una propuesta que hará estos territorios más competitivos, planificados, creativos, generadores de conocimiento y, ante todo, incluyentes. Para el alcalde del municipio de La Estrella, Juan Sebastián Abad, es la gente la que genera conocimiento y la que permitirá que los nuevos desarrollos se encaminen a fortalecer la gobernanza y la sostenibilidad de los territorios.

Lea también
Pico y placa del 21 de septiembre en Medellín y Area Metropolitana

En este sentido, el director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, destaca los avances tecnológicos del Siata, como referente de desarrollos tecnológicos capaces de prevenir deslizamientos e inundaciones, y de identificar niveles de contaminación del aire en el territorio, de condiciones meteorológicas, y monitoreos subterráneos del río. Además, de brindar información sobre incendios forestales, con tecnología de punta como lo son los drones.

En definitiva, las llamadas ciudades inteligentes, son la combinación de personas, tecnología y creatividad para hacer más sostenible y eficiente cualquier centro urbano del mundo, y en este caso el área metropolitana del Valle de Aburrá, donde se busca dotar a la ciudadanía de herramientas que aporten valor agregado a esta metrópoli.

Es por esto que hoy, en medio de esta crisis humanitaria, reinventarse es el verbo que mejor se ha aprendido a conjugar. Reinventar la manera de vivir esta metrópoli, es el reto del presente para construir un Futuro Sostenible.

El Valle de Aburrá

Para leer más noticias de Medellín, ingrese aquí.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram