El sector privado debate su papel para recuperar el crecimiento económico

En la imagen, la presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff. EFE/Archivo
presidenta de la C%C3%A1mara de Comercio de Bogot%C3%A1 M%C3%B3nica de Greiff
En la imagen, la presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff. EFE/Archivo

La Red de Cámaras de Comercio de Colombia (Confecámaras) analiza desde durante dos días en la ciudad de Cartagena el papel del sector privado en la recuperación del crecimiento económico del país, que para este año se estima entre un 1,8 y un 2 %.

«Nos encontramos en una coyuntura internacional y regional que limita el crecimiento de todos los países de la región», advirtió la presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá y de la Junta Directiva de Confecámaras, Mónica de Greiff, en su discurso de apertura del Congreso 2017 «Desafíos para impulsar el crecimiento».

La ejecutiva señaló ante cerca de 1.000 asistentes a este encuentro que en Colombia el crecimiento económico «se ha debilitado», pese a que los pronósticos internacionales anticipan tasas «superiores» al «promedio esperado de América Latina».

«Los resultados nos indican que en Colombia tenemos grandes tareas para recuperar la senda de crecimiento de largo plazo de nuestra economía que nos permita crecer a tasas superiores al 4 % anual», añadió De Greiff, quien apuntó que es el sector empresarial el que está «llamado a liderar la recuperación» del aparato productivo.

Lea también
VIDEO. Hablemos de Negocios: MARKETING 2.0

En ese sentido, destacó que el año pasado el número de empresas creadas aumentó un 1,4 % hasta los 1,3 millones de firmas formales, con Bogotá y la región central de Cundinamarca como «el mayor centro empresarial de Colombia», con «más de 144.000» compañías nuevas registradas.

De Greiff llamó a «persistir en los esfuerzos para reducir la informalidad y lograr que las empresas sean sostenibles en el mercado», y a aprovechar el nuevo entorno del país tras la firma de los acuerdos de paz con las FARC.

«El fin del conflicto es una oportunidad para romper el círculo vicioso entre atraso y violencia y permitir a millones de colombianos salir de la trampa de pobreza», opinó De Greiff, quien llamó a integrar «al desarrollo a las regiones afectadas por la guerra y la violencia».

Por su parte, el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, señaló en su discurso que en medio de las condiciones que vive Colombia la apelación del sector es a asumir «los desafíos» que enfrentan hacia adelante el país y a «buscar que efectivamente haya caminos, haya posibilidades».

Lea también
VIDEO. Hablemos de Negocios: MARKETING 3.0

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, destacó por su parte a la red cámaras de comercio aglutinadas en Confecámaras como la «mano amiga» que apoyó al Gobierno en el diseño de «una política contundente, focalizada, que responde a las necesidades del sector productivo con acciones concretas».

Gutiérrez mencionó además que el país tiene una «estrategia integral de industrialización» que plantea acciones en ejes como innovación y emprendimiento, transformación de conocimiento y tecnología, capital humano, financiamiento, encadenamientos productivos, calidad y comercio exterior.

«Para lograr un cambio contundente en la estructura de bienes y servicios del país es fundamental el trabajo articulado entre los sectores público y privado», sentenció la funcionaria, que resaltó el trabajo de ambos en iniciativas como la «ventanilla única», con la que se busca simplificar la creación de empresas en el país.

EFE

 

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram