in

El reto mayor de Daniel Quintero

Por: Daniel Mauricio Meléndez Márquez

Daniel Mauricio Melendez 1200x720 1

Ahora que la revocatoria está muerta y sepultada, llega el reto mayor para el alcalde de Medellín. ¿Qué le espera y cómo le hará frente? 

Tras 20 meses de activismo político para revocar al alcalde Daniel Quintero Calle, la sala plena del Consejo Nacional Electoral se abstuvo de certificar los estados contables presentados por el Comité Promotor de la Revocatoria y tras una votación de 7-2 el CNE anunció a la opinión pública que levantaría cargos contra los integrantes del mentado comité por lo que al parecer podrían ser irregularidades.

Cabe anotar que mientras el Centro Democrático rechazó la decisión del CNE y anunció su respaldo al Comité con acciones jurídicas y legales, el alcalde Quintero Calle invitó a la oposición a dejar las rencillas políticas atrás, haciendo un llamado a unir esfuerzos para trabajar por el futuro de Medellín, como debe ser.

Y es que cifras respaldan la gestión del alcalde Quintero Calle en manejo de finanzas públicas, inversión social, reactivación económica, empleo y seguridad.

En 2021 Medellín tuvo ingresos por $7,1 billones –la cifra más alta desde que se tiene registro– y una ejecución presupuestal de $6,6 billones. En otras palabras, por cada diez pesos que ingresan al Municipio, ocho se destinan a inversión social.

Lea también
El discurso del Presidente ante la ONU

De esta manera la #MedellínFuturo de Quintero Calle se ratifica como mejor capital en el manejo de sus finanzas, acreditada por el Índice de Desempeño Fiscal (IDF) del Departamento Nacional de Planeación.

En cuanto a una supuesta corrupción, la Secretaría de Transparencia de la Vicepresidencia de la República certificó a Medellín con el mejor índice anticorrupción entre las capitales del país, dándole un mentís a los detractores del alcalde.

Ese manejo transparente y eficiente de recursos le ha permitido a la Administración de Quintero Calle avanzar en obras como el Metro de la 80 y la modernización del alumbrado público, y en programas sociales como Medellín Me Cuida, Matrícula Cero y la estrategia de Un niño+Un computador, entre otros.

En cuanto a la reactivación económica, para enero de 2022 se habían recuperado en Medellín 250.000 empleos perdidos por la pandemia y en marzo la cifra iba en 423.000, alcanzando una tasa de desempleo menor que en 2019 y, por primera vez desde 1995, menor que la tasa promedio nacional. A su vez, la ciudad tiene la menor tasa de homicidios de los últimos 40 años. Medellín va bien, pero a Daniel Quintero le espera un reto mayor y es doble.

Lea también
Tapará muchas bocas

Ahora el alcalde de Medellín tiene el compromiso moral de terminar su administración por todo lo alto y lo primero para ello es poner en marcha a Hidroituango, su principal bandera de campaña a la Alcaldía en 2019.

Lo segundo es entregar una imagen de Medellín cambiada, que logre reducir los indicadores de pobreza multidimensional e inseguridad alimentaria; seguir reduciendo las tasas de homicidios y hurtos; lograr una importante inversión extranjera para la ciudad y seguir entregando más obras que generen recordación en la gente, para que el día de mañana sea un presidenciable con todas las de la ley.

Y para ira y dolor de sus detractores, el alcalde Daniel Quintero Calle lo está logrando.

 

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias