El que no comunica le comunican

Acostumbrado a los novelones típicos y que protagoniza una y otra vez la nefasta dirigencia del Deportivo Independiente Medellín sea a través de jugadores, directores técnicos o en este caso especial su venta, surge un nuevo capítulo que involucra algunos periodistas.

Cuando el arquitecto César Augusto Londoño en su programa radial rompió las redes a través de un comentario sobre la venta del 99% del `Decano` a un grupo de inversionistas extranjeros, inmediatamente llamé al abuelo bonachón, el hincha más emblemático del “Rey de corazones” y fundador de la barra del ‘Cachetón’ para que me diera su concepto sobre el tema.

Al otro lado de la pantalla y a través de la plataforma meet, me encontré con el veterano seguidor rojo quien sigue paso a paso los pormenores del equipo de sus amores y cuenta con fuentes confiables al interior del “Equipo del Pueblo”.

– Abuelo ¿cómo está? ¿ya se le pasó la ‘tusa’ por la no clasificación del ‘medallo’? le pregunté con el ánimo de romper el hielo con el septuagenario poderoso seguidor.

– No lastimes más las llagas de Jesús Cristo y más por lo que está pasando en estos momentos con mi equipo, mi querido amigo Mauricio. Me dijo con melancolía

Lea también
La Patria por encima de los partidos

– Precisamente de eso quiero hablarle abuelo. ¿Se dio cuenta de las declaraciones que dio César Augusto Londoño sobre la venta del Medellín?

Un rostro de decepción se vio en la pantalla y acercándose más a la misma como queriéndome dar un secreto, el interlocutor expresó de manera clara y tajante: “Es la estupidez más grande que he escuchado por parte de un comentarista deportivo sobre la venta de un equipo”.

Activé nuevamente el micrófono para hablarle, pero el abuelo bonachón se despachó en su comentario, “no puede ser uno tan pendejo en decir esas cosas y más tratándose de un negocio donde el Deportivo Independiente Medellín ha sido muy claro en algo y es un acuerdo de confidencialidad”.

– Puede que si abuelo lo que pasa es que nadie le cree a esta nefasta dirigencia y menos al sobrino presidente… “si si si tiene razón”, me interrumpió el abuelo. “Mire Mauricio, usted dirá todo lo que quiera de don Raúl, sus accionistas, de Ossa, del que sea, lo único que le digo es que hay personas que están generando ruido sobre este tema y las cosas no son así”.

¿Cómo son entonces abuelo?

– “Raúl Giraldo se quiere ir, la hinchada poderosa lo desgastó y créeme que venta si la va haber y no es con un comprador que sale a los medios a desinformar o a decir cosas que no son. Una empresa seria y más con acuerdos de confidencialidad no va a salir anunciar porcentajes y menos hablar de un estadio exclusivo para el Medellín, eso es salido de los cabellos”

Lea también
Medellín no quiere aliados de la corrupción

– Es verdad abuelo a mi si me pareció muy extraño esa información y más de una persona que a través del Messenger buscaba periodistas para darles información sobre la venta del Medellín.

– “Lo que más me duele Mauricio de todo esto es que jueguen con la ilusión del hincha por parte de algunos periodistas y lo que están haciendo es desinformar, especular y transmitir más un chisme que algo serio y real”.

– Abuelo la culpa de todo esto la tiene la nefasta dirigencia y su falta de tener un buen equipo de asesores en comunicación. Si le dieran el manejo adecuado a través de expertos y de manera permanente, estoy seguro que muchas cosas que pasan en el Deportivo Independiente Medellín se verían de otra manera y por ello la gente habla, especula porque el que no comunica, le comunican.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram