Síguenos

Opinión

El pulso entre el poder y la tecnología en Venezuela. Por: Santiago Sierra

Publicado

el

santi 870

Con la promesa de ser una gran nación, independiente, con igualdad de oportunidades y prospera, Venezuela cumple 15 años de régimen chavista. En cuestión de una década el chavismo logró convertir su discurso en una fuente directa de emociones, capaz de contagiar un gran sector de la población que a finales de los años noventa se encontraba con sed nacionalista. Gracias a la riqueza que afloraba en todo el país.

santi 870

Santiago Sierra

Con un aliado como Estados Unidos, principal comprador de petróleo Venezolano, y con una moneda como el dólar, respaldada ya no en Oro como hace décadas sino en petróleo (principal recurso económico de Venezuela), sencillamente no se podría juzgar a los venezolanos por quedar atrapados en un discurso populista. A toda luz este país estaba preparado para posicionarse en el escenario mundial.

Con la llegada de Chávez al poder de inmediato se promulgó la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en 1999, ilustrando en letras el proyecto de vida que iba a generar progreso para todo el país. Pero la grandeza nunca llegó, por ello se inició la sistemática movilización ciudadana el 4 de Febrero en San Cristóbal y finalmente consolidada el 12 de Febrero del año 2014 en Caracas, en donde miles de ciudadanos le revelaron al mundo la miseria por la que pasaba su país: Desabastecimiento.

La delincuencia reflejada en altos índices de inseguridad, el alto nivel de inflación y la escasez de productos básicos obligaron a la sociedad civil a convocarse a través de los medios de comunicación para expresar su inconformismo en las calles de su país. La Internet pasó de una red intangible, con “personas digitales” cuya existencia era improbable, a plasmar una gran movilización ciudadana buscando la unificación patriótica para recuperar la otrora fértil Venezuela. La democracia prometida en la Constitución de 1999 se configuró en demagogia, y el régimen inmortalizó su proyecto “socialista”, censurando y condenando a todo opositor a éste.

La tecnología fue el medio más eficaz que encontró la oposición en el año 2014, logró consolidar un proyecto antagonista importante. Aunque su voz aparentó ser mediática, el proyecto tecnológico quedó consolidado como un gran precedente a nivel latinoamericano, logrando crear proyectos cibernéticos capaces de romper la censura propia de un régimen disfrazado de socialista.

El líder estudiantil Lorent Saleh y el Diputado Leopoldo López (Presos sin condena) de Venezuela, reflejan la tiranía del régimen que los cobija, es por ello que resulta plausible la unificación que han logrado ellos a nivel latinoamericano a través de movimientos en redes sociales como Twitter, Youtube, Facebook e Instagram. Obteniendo como resultado aunar fuerzas para hacer visible ante el mundo entero el populismo, propio de un gobierno dictatorial.

Lo anterior no es una campaña mediática propia de la Internet. De hecho ha llegado el final del año 2014, y el resultado es la proliferación de líderes cibernautas en toda América, expresando su respaldo a la oposición venezolana, haciendo estructuras digitales, al mejor estilo del Network Marketing. El espacio del debate se ha alimentado, la interlocución por las redes sociales los llevó a encontrar una forma más eficaz para ayudarse entre sí, pareciera que estuvieran a escasos kilómetros de distancia. Esta nueva “ciudadanía digital” pretende romper el silencio que la tiranía les impone.

El vivo ejemplo lo retrata la consolidación del liderazgo de la joven Gloria Álvarez de Guatemala, cuya solidaridad con Venezuela está minuto a minuto retratada en el Time Line de su twitter, su apoyo a Venezuela la ha llevado a proclamar su voz de batalla en las redes “se debe desmantelar el populismo desde la tecnología”. Y el caso de Yoani Sánchez, periodista cubana atrapada en medio de la revolución, y la cual posee solo un medio efectivo para anunciar su lucha por el respeto a los derechos humanos: La Internet. Pero lo llamativo de Yoani es que anuncia su batalla desde Cuba hasta Venezuela, haciendo un gran lazo de amistad con los opositores venezolanos por una misma causa: La libertad.

Sin duda se vendrá un nuevo episodio para la política en nuestro continente, en donde la lucha estará al alcance de todos, desde la Red.

Publicidad