El narcotráfico quiere poner alcaldes y gobernadores, dice el presidente Duque

Puestos de votación

El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró este miércoles que los narcotraficantes quieren “poner” a los próximos alcaldes, gobernadores, concejales y diputados del país en las elecciones que se celebrarán el próximo 27 de octubre.


“No nos digamos mentiras, en muchas regiones el narcotráfico quiere poner alcaldes, gobernadores, concejales y diputados”
, subrayó el mandatario tras firmar el Pacto Ético por la Información, realizado en la Universidad Javeriana en Bogotá.

Aseguró que “estas prácticas, que hoy estamos censurando de cara al debate que se abre sobre la verdad en los procesos electorales, tienen mucho que ver con esas alianzas macabras, oscuras y por debajo la mesa”.

El próximo 27 de octubre 36,8 millones de colombianos están llamados a las urnas para elegir a gobernadores, alcaldes, concejales y diputados regionales, para un periodo de cuatro años que comenzará el 1 de enero de 2020.

El pacto también fue suscrito por 17 partidos, la Registraduría (ente organizador de las elecciones) y la Procuraduría (Ministerio Público) para que los políticos asuman la responsabilidad de una transparencia legal en las elecciones.

Sin embargo, Duque hizo hincapié en que “Colombia tiene bastantes normas y, prácticamente, se sitúa a la vanguardia de la tipificación de delitos electorales. No obstante, pocas personas están en la cárcel por este tipo de prácticas”.

Recordó que en Colombia existe la plataforma Uriel, instancia de la Comisión Nacional para la Coordinación y seguimiento de los procesos electorales y que sirve como herramienta para la construcción de una sociedad más democrática y participativa, con la que los ciudadanos colombianos pueden denunciar los delitos contra el sufragio.

El jefe de Estado se refirió a quienes manejan recursos de manera ilegal por lo que consideró que “muchas de esas bodegas, plataformas y jaurías de ejércitos digitales para desacreditar a los contrincantes, son pagos que se hacen por debajo de la mesa”.

“Colombia necesita que haya sanciones ejemplarizantes a quienes apelan a la compra de votos o a la intimidación del elector, a cualquier tipo de manipulación. Necesitamos sancionar, cada vez con mayor drasticidad, el contubernio entre la corrupción y el crimen organizado con la política”, añadió.