El módulo israelí ‘Beresheet’ que se estrelló en la Luna pudo esparcir miles de tardígrados sobrevivientes

Tomado de Twitter: @xatakaciencia

El módulo israelí ‘Beresheet’, que se estrelló en la Luna a principios de abril, llevaba miles de tardígrados, conocidos como ‘osos de agua’, los cuales estaban deshidratados y habrían sobrevivido a la colisión gracias a la extraordinaria resistencia por la que son conocidos.

La nave presentó fallas en los motores y no tuvo más opciones que estrellarse contra la superficie lunar a 500 kilómetros por hora, quedando completamente destruida.

Entre su carga se encontraba un archivo con más de 30 millones de páginas con la historia de la humanidad, realizado por la Fundación Arch Mission, con el propósito de salvar dicha información en caso de que algo le ocurra a la Tierra, además a bordo también se encontraba una colonia de tardígrados deshidratados, los cuales podrían ser los únicos sobrevivientes al siniestro.

Estos seres microscópicos pueden sobrevivir a presiones supremamente altas, al igual que a temperaturas extremas, entre los -200 °C y los 150 °C, igualmente en el estado de deshidratación en que se encuentran su metabolismo se vuelve mucho más lento, pero al cabo de unas décadas si vuelve a entrar en contacto con el agua puede volver a su estado normal.

Es muy poco probable que puedan colonizar la Luna en su estado actual, pero si son rescatados y regresados a la Tierra podrían resucitar de su estado de animación suspendida,por esto mientras tanto pueden ser considerados los primeros seres vivos en ‘habitar’ en la Luna.