Síguenos

Economía

El microcrédito creció en Colombia en el primer trimestre de 2021

Publicado

el

microcrédito
Ciudadanos se aglomeran mientras hacen compras en el popular sector de San Victorino, en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

Medellín (Colombia), 27 may (EFE).- El primer trimestre de 2021 cerró con un saldo de cartera bruta en microcréditos de 15,32 billones de pesos (más de 4.093 millones de dólares), lo que representa un «crecimiento significativo» del 2,9 %, informó a Efe la Asociación Colombiana de Instituciones Microfinancieras (Asomicrofinanzas).

Según esta agremiación, durante los tres primeros meses del año en el país se realizaron 441.452 microcréditos, con un monto desembolsado de 2,46 billones de pesos (un poco más de 657 millones de dólares) para el total de los operadores de este mecanismo de financiación que atiende, especialmente, a los micronegocios y microempresas.

«Ha sido uno de los mejores trimestres que se ha tenido. Hacía muchos años no se lograba ese nivel de desembolsos y un crecimiento así», expresó a Efe la presidenta ejecutiva de Asomicrofinanzas, María Clara Hoyos.

Subrayó que en los desembolsos hubo un «récord sin precedentes» en el sector, pues «crecieron 260.000 millones de pesos por mes, es decir, pasaron a casi un billón mensual».

DE LA CRISIS A LA ESPERANZA

Las restricciones en el país por la pandemia de la covid-19 ocasionaron la «mayor caída histórica» de la industria de las microfinanzas entre abril y mayo de 2020, pero en el primer trimestre de 2021 las expectativas mejoraron «notablemente».

Incluso, la directiva precisó que en este periodo el saldo de cartera bruta creció más de 250.000 millones (unos 66,8 millones de dólares), lo que representa que en tres meses el sector «recuperó el 96 % de la contracción acumulada» desde marzo del año anterior, cuando empezaron los confinamientos por la emergencia sanitaria.

Hoyos contó que fue «durísimo» pasar de tener unos desembolsos mensuales de casi un billón de pesos en enero y febrero de 2020 a registrar «casi cero» en junio de ese mismo año.

Asomicrofinanzas, que cuenta con 3,2 millones de microempresarios atendidos, es el gremio que representa a bancos, cooperativas, ONG y fundaciones, entre otras entidades, que llevan servicios financieros y no financieros, especialmente, a microempresarios, negocios por cuenta propia e independientes.

Pese a que «cerca de 500.000 micronegocios dejaron de existir», la directiva resaltó la «resiliencia que hay» en la población colombiana que atienden las microfinancieras.

MICROCRÉDITO, VITAL EN LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Hoyos señaló que haber registrado uno de los mejores trimestres de la industria microfinanciera ha sido fundamental para el país porque cuando empiezan a reactivarse los micronegocios, «hay un crecimiento tan importante que genera un jalonamiento a la economía».

Recordó que, de acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en Colombia hay 9,5 millones de negocios por cuenta propia e independiente.

«En la medida que apoyemos e impulsemos la microempresa, esta población empieza a generar nuevas actividades, nuevos consumos, y jalona muchísimo», agregó la experta.

En cuanto al comportamiento del microcrédito en las regiones durante el primer trimestre de 2021, Asomicrofinanzas evidenció un crecimiento en las capitales, con Bogotá, Cali, Medellín, Pasto y Barranquilla a la cabeza.

Las ciudades representan el 49,50 % de los microcréditos desembolsados a las mujeres, mientras que el 37,22 % corresponden a los hombres.

Entretanto, los 15,32 billones de pesos en cartera bruta de microcrédito registrados están distribuidos en mayor porcentaje en los departamentos de Antioquia con el 11,34 %, Bogotá con el 7,42 %, Valle del Cauca con el 7,58 %, Nariño con el 7,54 % y Cundinamarca con el 6,93 %

«Antioquia es un ejemplo impresionante de cómo se ve la reactivación de una manera rápida en los diferentes municipios», afirmó Hoyos.

Pese a esos con «resultados históricos» para las microfinancieras en el inicio del año, para la directiva hay «preocupación» por la situación entre abril y mayo con las nuevas cuarentenas por los casos de coronavirus y las protestas, por lo que estima «una caída» y condiciones «difíciles» para la microempresa.

«Hay gran preocupación, especialmente por la zona sur del país. Estamos mirando qué hacer y hay muchas ideas. Ojalá lográramos que no se perdiera todo ese impulso, pero no lo vemos fácil», afirmó Hoyos.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram