El mercado de mercenarios colombianos, una industria en alza

Mercenarios
Imagen captura de video EFE

Los motivos y autores intelectuales del magnicidio de Moise, de 53 años, son un misterio que las autoridades colombianas intentan ayudar a esclarecer tras confirmar la identidad de los mercenarios.

Con ese propósito investigan a cuatro empresas, cuyos nombres la Policía mantiene en reserva, ya que al parecer reclutaron a los mercenarios, quienes viajaron de Bogotá a Puerto Príncipe en dos grupos en mayo y junio pasados.

La investigación, que involucra a los servicios de inteligencia y contrainteligencia del Ejército, la Policía y Migración Colombia, entre otros entes del Gobierno, ya estableció que Capador Giraldo y Rivera García partieron de Bogotá como avanzada el 6 de mayo vía Panamá y Santo Domingo y llegaron a la capital haitiana el 10 del mismo mes.

El resto del grupo viajó el 4 de junio de Bogotá a Punta Cana (República Dominicana) y tres días después pasaron a Haití por el paso fronterizo de Carrizal.

«Tenemos el nombre de cuatro empresas (…) con la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada se está ampliando (la información) sobre esas empresas, si es que existen», aseguró el general Vargas, quien dijo que el rastreo incluye los movimientos financieros y compras de pasajes de avión, así como a personas que puedan estar vinculadas a esas compañías que reclutan a militares retirados para descubrir quién los contrató para asesinar al presidente de Haití.

MERCADO DE MERCENARIOS

El reclutamiento de militares retirados para trabajar en el exterior es un problema derivado del conflicto armado colombiano ya que desde hace más de una década hay empresas que los contratan como mercenarios por su experiencia en la lucha contra la guerrilla y especialmente como antiguos miembros de las fuerzas especiales, expertos en operaciones de comando, en el manejo de explosivos y francotiradores.

Países de Oriente Medio, como Emiratos Árabes Unidos, Yemen o Irak, están entre los principales destinos de los mercenarios colombianos que van atraídos por salarios en dólares que contrastan con sus bajas pensiones como veteranos, pero el caso de Haití es el primero del que se tiene noticia en América.

«Esto es un tema que ha venido de tiempo atrás, pero no hay ninguna norma que prohíba, que lo impida, sencillamente son reclutados y hay una cantidad importante de militares colombianos por ejemplo en Dubai», reconoció hoy el general Navarro.

La Asociación Colombiana de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares (Acore) también se desmarcó hoy de los presuntos implicados en el asesinato de Moise y señaló que «rechaza la participación de cualquier miembro de la institución militar, en servicio activo o en condición de retiro, en cualquier tipo de actividad ilegal o delincuencial dentro o fuera del país».

Según Acore hay entre 10.000 y 15.000 jóvenes soldados que cada año «entran o salen del servicio militar» y que son autónomos, lo que hace «prácticamente imposible algún control» sobre sus «actividades particulares y privadas».

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram