«El fútbol fue injusto con nosotros», dijo Leonel Álvarez al culminar su ciclo en el DIM.

Álvarez se despidió del DIM entre lágrimas. Lamentó no haber podido remontar la serie y agradeció a toda la afición por el cariño que le brindó. «Estaré eternamente agradecido», dijo entre sollozos.

JAVIER AGUDELO/CEET

Aquí terminó la historia. Quería despedirse con otra copa entre las manos pero Junior se lo impidió. Medellín no pudo revertir la historia y sucumbió ante la muralla que le plantó la visita. Por eso Leonel se fue triste. Lloró fiel a su estilo de no dejarse nada adentro, se despidió de sus jugadores y salió para hablarle a los micrófonos hambrientos..

«Fuimos superiores durante todo el partido. El resultado dirá que solo fue un gol pero en global fuimos ampliamente superiores. Pero esto es de goles y nos faltaron. Felicitamos a La Equidad y a Junior que van a disputar algo muy lindo que todos queremos disputar», dijo.

Con más calma y un segundo aire, prosiguió. «Nos faltó. Dimos muchas ventajas en Barranquilla y no pudimos superar las adversidades. Les agradezco a todos pero no es un adiós sino un hasta siempre. Voy a estar eternamente agradecido con Medellín que me dio la oportunidad y la confianza para crecer como técnico».

Y la tristeza en el seno del grupo fue evidente. No solo pegó la eliminación del Apertura, sino ver acongojado al siempre alegre Leonel. «Está muy sentimental porque deja al grupo pero él sabe que todos desde acá le seguiremos haciendo fuerza en la Selección», dijo Juan David Valencia.

El capitán Jhon Javier Restrepo también se unió a la voz de despedida. «Este cuerpo técnico encabezado por el profe Leonel fue un grupo de trabajadores excelentes. Se compenetró con el grupo e hizo fácil asimilar su idea. Siempre dije que el que no jugara con Leonel como técnico, no iba a jugar con nadie», acotó.

El sonido del motor del bus del ‘rojo’ encendido y la soledad del camerino perdedor, le anunciaron a Leonel que era el fin. Terminó la rueda de prensa y se dirigió con la cabeza gacha a la puerta del automotor. Subió las cuatro escalinatas y se sentó en la primera silla donde vio, a la salida del Atanasio, un puñado de hinchas que le gritaron con gratitud: «muchas gracias Leonel»… Aquí terminó la historia.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Lea también
Jugadores del Junior inhalaron una sustancia durante un partido ¿Qué era?
Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram