El ciclón Idai deja al menos 24 muertos en Zimbabue

Vista del ciclón Idai
Vista del ciclón Idai

El ciclón tropical Idai ha dejado a su paso por Zimbabue al menos veinticuatro fallecidos y decenas de desaparecidos, después de causar la muerte de 126 personas en Malaui, Mozambique y Sudáfrica, informó hoy el Ejecutivo de Harare.

“El Gobierno, a través de la Unidad de Protección Civil, ha activado sus sistemas de gestión de desastres”, afirmó el Ministerio de Información y agregó que los grupos de rescate incluyen miembros del Ejército, la Fuerza Aérea y equipos subacuáticos de la Policía.

Las muertes se produjeron principalmente en el montañoso distrito de Chimanimani East de Zimbabwe, en la frontera con Mozambique, precisó la fuente, según la cual esta zona se vio afectada por fuertes vientos y lluvias torrenciales.

El ciclón Idai llegó al litoral de Mozambique, a unos 300 kilómetros al este de Zimbabue, el jueves por la noche y dañó gravemente la ciudad costera de Beira, lo que provocó la muerte de al menos diecinueve personas y conllevó el corte de la electricidad y las comunicaciones a sus 500.000 residentes.

Las intensas lluvias torrenciales y las inundaciones en el sudeste de África han dejado al menos 126 muertos en Malaui, Mozambique y Sudáfrica, según un comunicado publicado hoy por la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR).

El ciclón se trasladó hacia el oeste de Zimbabue este viernes y dejó aislados a alumnos de un internado en Chimanimani, una zona que también recibe a turistas por su cercanía al parque nacional.

“Es mucho peor de lo que temía. Muchas casas fueron arrasadas y hay víctimas mortales”, declaró a Efe por teléfono un residente de la zona.

En Mozambique, las inundaciones afectaron a 117.000 personas con más de 17.000 desplazados, mientras que en el vecino Malaui casi un millón de personas se han visto perjudicadas, incluidas más de 80.000 que no cuentan con refugio, de acuerdo con la FICR.

La ONU y sus socios humanitarios en Mozambique han hecho un llamamiento para recaudar 40,8 millones de dólares (unos 36 millones de euros), con el fin de brindar ayuda urgente a este país, aunque todavía no han podido estimar con exactitud los daños causados por este desastre natural.