Diplomas olímpicos marcaron la sexta jornada de Colombia en Tokio

Los diplomas olímpicos marcaron la sexta jornada de Colombia en los Juegos Olímpicos que se desarrollan por estos días en Tokio.

Rigoberto Urán entre los que logró diploma para Colombia

Ojos abiertos, dos ceros blancos bien redondos. Esa fue la reacción de Colombia en la madrugada tras la presentación de Rigoberto Urán en la contrarreloj individual. El tiempo no le alcanzó para medalla, porque junto a él participaron especialistas en las pruebas contra el reloj. Pero fue una presentación loable, maravillosa, en la que expuso esa manera de sufrir sobre la bicicleta.

El colombiano terminó con un tiempo de 57 minutos, 18 segundos, registro que le sirvió para superar a buenos contrarrelojeros como el neozelandés, Patrick Bevin; el británico Geraint Thomas y el francés Rémi Cavagna. Lo que le sirvió para ubicarse en la octava casilla, así como lo hizo el pasado sábado en la prueba de fondo. Fueron unos juegos inolvidables para Urán, quien sigue demostrando esas cualidades que tiene cuando se monta en una bicicleta. El campeón fue el esloveno Primoz Roglic. Superó al holandés Tom Dumoulin y al australiano Rohan Dennis.

Céiber, a paso firme

Céiber Ávila volvió a demostrar su experiencia en el cuadrilátero, lo que le alcanzó para lograr los cuartos de final en la división de los 57 kilos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La tranquilidad fue vital para que el pugilista colombiano sacara su combate adelante contra Everisto Mulenga, de Zambia, en especial porque muy temprano tuvo un corte en su ceja izquierda, producto de un golpe con el codo de su rival.

En el segundo y tercer asalto, suficiencia física del colombiano fue vital: lo que ayudó a rematar bien el combate y confirmó la excelente preparación de los pugilistas nacionales. Al final los jueces vieron ganador a Ceiber Ávila 3-2, decisión dividida.

Lea también
Cinco soldados murieron en una emboscada en Córdoba

El pugilista de Colombia ahora deberá medirse el próximo domingo ante Samuel Takyi de Ghana. Este boxeador de 20 años también cuenta con un juego rápido de manos. «El rival que sigue tampoco es fácil, es un africano muy bueno (Samuel Takyi) y por eso está acá, pero vamos a estudiar bien la pelea con los profesores», resaltó el pugilista nacional.

Más temprano, la oportunidad había sido para la pugilista Jenny Arias en la división de los 57 kg. La colombiana se enfrentó a la filipina Nesthy Petecio, campeona mundial en el 2019 y un año antes Jenny la había derrotado en el Campeonato Mundial de India, motivo por el cual se hacía una pelea atractiva.

Ya en el combate Jenny Arias siempre llevó la iniciativa, pero los jueces vieron mejores golpes de su rival. Arias no pudo acomodarse totalmente al estilo de Petecio quien buscaba mucho el cuerpo a cuerpo. Los jueces vieron ganadora a la representante de Filipinas y de esa manera quedó por fuera la boxeadora nacional.

Cabal y Farah se despidieron de Tokio

Dos comienzos dubitativos de las raquetas de Colombia, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, sentenciaron el partido a favor de la pareja de neozelandeses, Marcus Daniell y Michael Venus: el primero, comenzando el compromiso. Permitieron un quiebre en su primer juego de saque, del cual nunca pudieron sobreponerse. Los oceánicos defendieron bien y estuvieron atentos a las fallas de los colombianos para quedarse con el primer set: 6-3.

Lea también
Juan Guillermo Cuadrado la está rompiendo con su libro

El segundo, fue comenzando el supertiebreak. En un abrir y cerrar de ojos iban abajo 7-2. Dejaron poco margen para los errores y tampoco pudieron levantarse de ese golpe. Aunque estuvieron cerca, se pusieron a uno. Pero al final Daniell y Venus terminaron sentenciando el compromiso, 10-7. Esos errores fueron claves para que Cabal y Farah terminaran despidiéndose del torneo olímpico: cayeron 6-3; 3-6 y 10-7.

A lo largo del partido, los exponentes de Colombia demostraron su competitividad, nunca bajaron los brazos, se entregaron por completo. Pero terminó siendo un adiós más pronto de lo esperado por parte de la pareja de tenistas. Sin embargo, hicieron una presentación notable en Tokio: se convirtieron en los primeros colombianos en llegar a unos cuartos de final en el torneo de tenis.

Valentina Acosta, joven promesa del tiro con arco

Un encuentro reñido proporcionó Valentina Acosta en la noche de este martes, hora de Colombia, al enfrentar a la británica Sarah Bettles en el Campo Yumenoshima. La joven arquera dio la pelea pues, a la llegada del cuarto set, las representantes completaban cuatro puntos cada una.

La definición dio lugar en el quinto set donde la Bettles venció por dos puntos a Acosta. El marcador del enfrentamiento finalizó 6 a 4 con sets de 30/23, 27/28, 26/22, 26/27 y 27/25. Una gran presentación de Valentina en sus primeros Juegos Olímpicos a los que, sin duda alguna, regresará para demostrar su gran talento.

Lea también: Fecha y hora de las competencias de Mariana Pajón en Juegos Olímpicos

 

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram