Después de la consulta

El domingo tuvimos la consulta conservadora destinada a escoger el candidato a la gobernación de Antioquia y ella tiene como virtual ganador a Álvaro Vásquez Osorio con el 45.81 % de la votación. Vásquez Osorio será el ungido en el escrutinio oficial de votos como el candidato único del conservatismo.

Copialarga1
Francisco Galvis R.

El proceso de la consulta no estuvo exento de inconvenientes, que van desde la imposibilidad de haber logrado el consenso que algunos pretendíamos, pasando por el retiro de algunas candidaturas que, no obstante, obtuvieron votación, hasta llegar al llamado a los electores a la abstención por parte de cierto caballero, más conocido por haber sostenido en la presidencia, contra toda razón y conveniencia para la Patria, a Ernesto Samper Pizano, que por ser dirigente activo del conservatismo.

Si se observan con cuidado los resultados, se verá que no hubo interferencia de otros partidos y movimientos políticos. No hay pues nada que recatear a este respecto. Pero ya comenzó el reboleo de algunos de quienes eludieron la consulta, para tratar de ganarse en una mesa de patas dispares lo que no pudieron lograr en las urnas.

Lea también
Dejen saltar a Caterine

Mi candidatura obtuvo 2.187 votos, lo que es mucha gracia, porque no me moví de Medellín, ni de la carrera Córdova con la Avenida La Playa, no abrí sedes, no recaude dinero ni hice gasto de ninguna naturaleza y lo que se hizo se lo debo única y exclusivamente a la benevolencia de quienes votaron por mí, a todos muchas gracias.

Después de este ejercicio y de su resultado, veo que, como lo dijera Alzate Avendaño, puedo “ordenar mis actos en orden de batalla” con la mira puesta en jornadas venideras, porque eso también tiene de bueno la democracia y es que nos convoca a los ciudadanos a ejercitarnos con periódica regularidad.

Creo haberme desempeñado con seriedad y altura, con ideas y propuestas a tono con las necesidades sentidas de Antioquia y del conservatismo y me satisface haber mantenido la candidatura hasta el final y no haber contribuido con quienes pretendieron deslegitimar la consulta. Lo que me propuse hacer lo logré y es por ahora suficiente: volver a ser visible ante mis conciudadanos y observar total cordura y respeto por los demás candidatos.

Lea también
¡Fuerza, jóvenes!

Soy conservador disciplinado que, habiéndome sometido a las reglas partidarias, me pongo “armas a discreción” del candidato Álvaro Vásquez Osorio, quien tendrá que afrontar la ardua tarea de recomponer inteligentemente muchas cosas: primero, hacia adentro del partido, cosa que no debería ser en extremo difícil si es que entre todos asumimos la coyuntura con sensatez y pensando ante todo en los intereses de la comunidad antioqueña y del propio conservatismo y, segundo, con respecto a dar los pasos estratégicos indispensables para asegurar la victoria final en octubre. Una consulta que arroja 266.794 votos es un éxito, porque es la semilla de los 600 o 700 mil votos que necesitamos para elegir el gobernador.

Por lo demás, en adelante me propongo animar de igual manera la candidatura de Luis Pérez Gutiérrez a la alcaldía de Medellín.

Tiro al aire: le debo mucho menos que otros al Partido Conservador, pero si estoy dispuesto a dar de mi mucho más de lo que otros han recibido.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram