Derrumbes en puntos críticos de la Vía al Llano no se incluyeron en nuevo contrato en ejecución, aseguró la Contraloría

Foto: @PeriodicodMeta.
Foto: @PeriodicodMeta.

Una auditoría que realizó la Contraloría General de la República al corredor vial Bogotá – Villavicencio, encontró que los continuos deslizamientos y cierres en puntos críticos no fueron incluidos en el nuevo Contrato de Asociación Público por ende “se continuará sin solución definitiva”.  

Según el organismo de control, en la estructuración de la nueva concesión, se detectó que la atención de sitios críticos y/o inestables del corredor Bogotá – Villavicencio, factor limitante para la continuidad en la operación de la vía, por generar  cierres por deslizamientos o inestabilidades.

Además se agregó que tampoco está contemplada la medición para efecto de contar con indicadores de disponibilidad, seguridad, calidad y nivel de servicio, lo que sería contrario con el objeto contractual de la nueva concesión.

Considera el organismo de control que la problemática actual del corredor vial es producto de la insuficiente estructuración y ejecución del proyecto para dar soluciones de fondo a los temas recurrentes de los puntos críticos e inestabilidades en la vía, “siendo de ello responsable tanto las entidades del Estado como el concesionario que ha tenido a su cargo el corredor”.

FOTOS: Gobierno Nacional tomará medidas para mejorar la Vía al Llano tras los recientes deslizamientos