Declarado incendio en reactor 4 de la central de Fukushima | “En Japón hablamos de apocalipsis”: Günter Oettinger, comisario europeo de Energía
  • Temas del día
    Por -

    “En Japón hablamos de apocalipsis”: Günter Oettinger, comisario europeo de Energía

    Evacuados todos los habitantes en un radio de 20 kilómetros alrededor de Fukushima


    Japón teme una fuga masiva de radiactividad en la central de Fukushima tras la aparición de grietas en la vasija del reactor 2 | El comisario europeo de Energía: “No descarto lo peor en las próximas horas” | La policía anuncia que ha evacuado a todos los habitantes en un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta.

    Un niño es examinado por posible exposición a la radiación en un centro de pruebas.

    Un nuevo incidente sacude a la central nuclear de Fukushima: tras tres explosiones en los últimos días y la aparición de grietas en la vasija del reactor 2, una explosión pocos minutos antes de las 23:00 (hora española) en el reactor 4 ha provocado un incendio que está afectado al reactor 4 de la central.

    La situación en la planta nuclear de Fukushima en Japón entró hoy en fase crítica tras un incendio y una nueva explosión que desataron el temor a una fuga masiva de radiactividad, que ya se está dejando sentir en Tokio, y la declaración de un radio de exclusión aérea de 30 kilómetros. Además, una fuerte réplica de 6,3 grados en la zona ha añadido tensión a la grave crisis nuclear que vive el país.

    Para la UE no hay duda: el comisario europeo de Energía, Günter Oettinger, ha afirmado tras la reunión de los representantes de los 27 para aprobar la realización de test de seguridad en las centrales europeas, que en Fukushima la situación es “apocalíptica”: “En Japón hablamos de apocalipsis y creo que el término está particularmente bien escogido. Prácticamente todo está fuera de control y no desacrto que lo peor venga en las próximas horas”.

    El Gobierno ha reconocido que la radiactividad puede afectar a la población y ha ordenado la evacuación de 20 km de radio alrededor de la central y la creación de una zona de exclusión aérea de 30 km, en la que la población debe quedarse cerrada en sus casas. La situación más grave parece concentrarse en los reactores 2 y 3 de esa central, donde a primera hora de hoy tuvo lugar una explosión que, además de dañar el edificio de la unidad 2, parece haber afectado a su sistema de contención.

    El ministro portavoz, Yukio Edano, consideró muy probable que esté dañado y advirtió de que los niveles de radiación de la central son lo suficientemente altos como para ser perjudiciales para la salud. Hay que añadir que la compañía operadora Tepco no puede llenar con agua el depósito de refrigeración de las barras de combustible usadas en el reactor 4 de la central, informó la agencia de noticias Kyodo. La situación ha llegado al extremo de que el primer ministro nipón espetó un “¿Qué diablos está pasando?” a los responsables de Tepco ante la falta de respuesta de éstos.

    Radiactividad reducida
    A pesar de los problemas, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha informado que la radiación detectada en Fukushima se ha reducido de forma notable tras la extinción del incendio en el reactor 4 del complejo. “A las 00:00 GMT del 15 de marzo se detectó una dosis de 11,9 milisievert (mSv) por hora. Seis horas más tarde, a las 6.00 GMT, se observó una tasa de 0,6 mSv por hora”, informó el OIEA. “Estas observaciones indican que el nivel de radiactividad ha disminuido en el sitio”, agregó el organismo en un comunicado.

    La agencia nuclear de la ONU asegura que la dosis de 400 mSv por hora que se detectó con anterioridad se trata de “un nivel muy elevado”, pero es un valor que se observó en un lugar, entre los reactores 3 y 4, y un momento único. Unas 150 personas han recibido asistencia por una exposición a altos niveles de radiación, y que se establecieron “medidas para descontaminar 23 de ellas”.

    Para añadir más tensión a la situación, el presidente de la Autoridad de la Seguridad Nuclear (ASN) de Francia, André-Claude Lacoste ha asegurado que el sistema de contención del reactor número 2 de la central nuclear de Fukushima “ya no es estanco”. El Gobierno francés considera que el riesgo por el accidente nuclear en Japón es “extremadamente elevado” y que las últimas evoluciones parecen llevar a una catástrofe nuclear. De hecho, Francia ha elevado el nivel de emergencia nuclear a 6, justo por detrás del 7 que se utilizó en la catástrofe de Chernóbil. En la reunión del G8 en París, el titular de Exteriores japonés ha pedido al grupo “sangre fría” ante la situación que vive el país.

    Mientras tanto, en las inmediaciones de la unidad del reactor 3, que también sufrió ayer una explosión por hidrógeno, la radiactividad llegó a tocar 400 veces el nivel considerado seguro. En este reactor también se teme una fusión del núcleo a causa del fallo del sistema de refrigeración, pese a la inyección de agua marina con boro y a que se está liberando vapor de forma controlada para rebajar la temperatura y presión.

    El incendio de la piscina de la unidad 4 (aparentemente causada por una explosión de hidrógeno) hizo que los niveles de radiactividad llegaran a superar hasta cien veces el límite permitido, pero luego disminuyeron, según el ministro portavoz, Yukio Edano, que negó que hubiera una fuga en este reactor.

    En la planta de Fukushima luchan por controlar los múltiples focos de crisis un puñado de operarios, después de que el grueso, unos 800, fueran evacuados ante la subida del nivel de radiactividad en el recinto, mientas TEPCO indicó que la radiación es demasiado alta para que sus empleados permanezcan en las salas de control.

    Zona de exclusión
    Los residentes en un perímetro de 20 kilómetros alrededor de la central, unos 200.000, fueron evacuados desde el fin de semana, mientras que hoy el Gobierno extendió el área de alerta hasta los 30 kilómetros. Ese radio ha sido decretado como zona de exclusión aérea. Además, a los vecinos que permanecen a entre 20 y 30 kilómetros de la planta se les ha urgido a no salir de sus casas, cerrar las ventanas y apagar los sistemas de ventilación.

    Las consecuencias del accidente en la central nuclear de Fukushima se ha convertido en la gran preocupación de un Japón aún conmocionado por los efectos del terremoto y el tsunami posterior, que causó más de 10.000 muertos o desaparecidos.

    Con información de lavanguardia.es



    Deja tu comentario

    Te puede interesar


    Suscríbete a nuestros boletines

    Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

    Instala nuestras Apps

    Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2019 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com