Síguenos

Opinión

De la Selva a la Casa de Nariño

Publicado

el

santiago gomez

santiago gomez

América del Sur ha sido cuna de grandes movimientos insurgentes que han alzado armas con el propósito de ser dominaciones que ejerzan soberanía sobre otros hombres, impulsados por causas e ideologías distintas a las que posee la autoridad en determinado momento.

Con esas doctrinas( al final desviadas), armas propias o ajenas, la suerte, o inclusive aprovechándose de un pérfido Gobierno que decida darles innumerables prebendas pretenden tomar el poder y desarrollar sus irónicos proyectos, por regla general, basados en la abolición de las clases sociales, y buscando crear una clase única en la cual todos los ciudadanos tengan las mismas posibilidades económicas, eso sí, menos los dominadores, que se llenan los bolsillos de dinero mientras están en el poder, entretanto que su régimen socialista o ideal comunista sin libertades, sin muchas oportunidades, con mala administración y su espantoso sistema represivo cae por su propio peso y lleva a un pueblo a la miseria.

A lo largo de la historia hemos visto como este régimen comunista ha fracasado en varios países del mundo, actualmente hay solo 5 Naciones que implementan los dictados de Karl Marx, pues podríamos nombrar varios Estados que han abandonado estas ideologías ya que en su implementación se han encontrado con problemas bastante graves como la dependencia económica de otras potencias y la desmedida corrupción política. Casos como el de Rusia, Albania, Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia, Rumanía y Yugoslavia, además de Alemania del Este, otros países Africanos y también del este Asiático , han buscado en el sistema capitalista una posible salida a la crisis en la que se encontraban inmersos.

No obstante hay personas u organizaciones políticas que siguen insistiendo en implementar estas ideologías, y lo anterior no es lo más grave, pues es más peligroso y angustiante darse cuenta que siguen llegando al poder personas que predican estos ideales, como es el caso de Salvador Sánchez Cerén en el Salvador, Dilma Rouseff en Brasil, Ollanta Humala en Perú, José Mujica en Uruguay, Daniel Ortega en Nicaragua, Fidel y Raúl Castro en Cuba, Chavez y Maduro en Venezuela, quienes hicieron parte de las filas de alguna guerrilla o se sublevaron contra el Estado para ejecutar sus roñosas ideas de extrema izquierda y posteriormente han estado en la cúspide del poder.

Uno se pregunta ¿ será tan cierto aquel dicho que predica que nadie escarmienta por cabeza ajena?, es absolutamente cierto afirmar que aprendemos de los errores, pero es mucho mas fácil aprender de los errores de los demás, es decir, necesitamos de las fallas pero no es necesario q sean cometidas por nosotros mismos, cuando observamos que por alguna accion alguien ha recibido un perjuicio podemos tomarlo, analizarlo y darnos cuenta que es lo que no debemos hacer, asi nos ahorrariamos energía y tiempo, por ello, nuestra Patria no tiene que hacer un ensayo para saber que va a terminar en un error, porque hay errores que en ocasiones son fatales, uno de esos sería permitir que las elites de las FARC estén en el poder, pues no se si habrán colombianos que contemplan la posibilidad de que personas que han hecho daños que no se reparan ni con la verdad, que han cometido los delitos mas atroces durante 50 años y que tienen ideologias tan mezquinas y punzantes puedan llegar a ser representantes de ideas afables y justas posibilidades.

Para terminar, ahora que vemos que guerrilleros han llegado al Gobierno de países latinoamericanos, ¿será muy difícil que las FARC pasen de la selva a la presidencia?.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad
Publicidad

Medellín