in

Las cuentas de don Julio

Mauricio Correa 1200x720 1

En un partido soso y sin nada de espectáculo para el amante de fútbol, el Deportivo Independiente Medellín ganó por la mínima diferencia al Patriotas Boyacá en el estadio de la Independencia, el primero de tres partidos con los que cuenta Julio Comesaña para alcanzar la clasificación al octogonal final.

Por la manera en que está jugando “El Rey de Corazones” y más por la dependencia de resultados, cierto sector de la poderosa hinchada no ve viable la clasificación y más cuando se presentan dos difíciles rivales como lo son Atlético Nacional y el Deportivo Pasto que hará valer su condición de local en el estadio de la Libertad.

El sistema de juego de don Julio no termina de convencer al poderoso seguidor. Las críticas van creciendo y la incertidumbre para el torneo del 2022 se prevé que será más de lo mismo y más con la continuidad de la nefasta dirigencia del “Equipo del Pueblo”.

Lea también
¿Tenemos una justicia de payasos?

Mientras las posibilidades matemáticas estén para don Julio al igual que para los optimistas hinchas que quieren ver al ‘rojo’ clasificar, la calculadora y los resultados de otros equipos que buscan de igual manera clasificar o mantenerse en el selecto grupo de los 8, será su constante en estas dos últimas fechas que restan del campeonato en el todos contra todos.

Para muchos hinchas más que la clasificación, lo que quieren ver en estos dos últimos encuentros es un equipo brindando espectáculo, con un sistema de juego más ofensivo y lejos de ese fútbol amarrete y de miedos como el que se evidenció al final del encuentro frente al Patriotas.

Lea también
Corrupción: Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Por tal motivo se espera que para el nuevo clásico antioqueño, el Deportivo Independiente Medellín presente un juego ofensivo y táctico que le permita nuevamente sumar tres puntos y así poder llegar en la última fecha, con la motivación de ingresar al octogonal final.

Las cuentas de don Julio están claras y ojalá se le den, eso sí, brindando un juego ofensivo y con mucho espectáculo para los amantes del buen fútbol.